Noticias Recientes & Destacados

Cambiemos la Ciencia

Por Carlos Kozamet 

Esta semana se pudo ver en el programa televisivo “Quién quiere ser millonario” a la bióloga Marina Simian, investigadora del CONICET. Quién luego de hablar con sus becarios, decidió participar en este programa para conseguir fondos que le permitiesen comprar insumos para a su laboratorio por seis meses.

¿Cómo llegamos a esta situación en tan solo tres años?

Les voy a explicar cómo se financia la ciencia en Argentina y porque Macri representa la amenaza más grande que tenemos para el desarrollo científico tecnológico de nuestro país.

El financiamiento de la investigación en Argentina proviene de dos fuentes, el gobierno que aporta mayormente salarios y dinero para funcionamiento y préstamos del Banco Interamericano de Desarrollo, el BID, que se dedican totalmente a los proyectos de investigación y desarrollo. Estos fondos del BID, son préstamos de u$s 500 millones por año que se renuevan cada tres años previa auditoría cruzada entre el BID y el MinCyT. Hasta 2015 estos fondos se repartían mediante concursos en distintas áreas, apoyando tanto la investigación básica como aplicada.

 

Creo que no es necesario aclarar que los investigadores argentinos hacen uso eficiente de estos fondos que la sociedad en su conjunto nos brinda para promover la ciencia y tecnología. Como muestra tenemos a la bióloga que ayer ganó 500 mil pesos en un programa televisivo para que su laboratorio siga funcionando.

Ahora bien, desde el primer día del gobierno de Cambiemos hemos visto un continuo deterioro tanto en nuestros salarios como en los fondos destinados para la investigación.
Nuestros sueldos como investigadores han perdido más del 30% con respecto a la inflación, los presupuestos para investigación han sido sub ejecutados y el préstamo BID entró a las arcas del BCRA y sólo se usó la mitad para ciencia y técnica. El resto se perdió entre la suba del dólar y lo que podríamos llamar un robo del gobierno.

Para que se entienda mejor es preciso decir que todo el equipamiento necesario para hacer investigación está fijado en dólares. En principio eso no debería ser un problema porque el financiamiento del BID también es en dólares.

Sin embargo, todo dólar que entra a nuestro país va al BCRA quien emite pesos según la cotización del día. Son esos pesos que luego sirven para financiar los proyectos de investigación. Cuando es necesario comprar un equipo no nacionalizado el Banco Nación cambia los pesos por dólares y los transfiere a la firma extranjera que fabrica dicho equipo.

Está claro que para que se cumplan los presupuestos de compras, el dólar debería mantenerse estable o el estado debería asegurar el financiamiento con los dólares que recibió del BID.
A partir del primer día del gobierno de Cambiemos el dólar se apreció en un 450%, los presupuestos de investigación quedaron anclados en pesos a lo que se agregó una sub ejecución en cada año de esta gestión.

 

En pocas palabras este gobierno nos ha robado los fondos destinados para financiar la ciencia Argentina.
Esto se deduce fácilmente ya que en estos tres años se cerraron todos los concursos de áreas estratégicas y se abandonaron programas de investigación cuando se sabe que los fondos del BID entraron al BCRA cada año durante la gestión de Cambiemos.
Quizás ahora se entiende mejor porque la bióloga en un acto casi de desesperación salió a conseguir plata participando en programa de juegos, visibilizando de ese modo el desguace de la ciencia Argentina.

 

La reciente declaración del ministro Frigerio sobre la importancia que este gobierno asigna a la Ciencia y Técnica no debería sorprendernos. Durante esta gestión el financiamiento bajo del 0.6% del PBI en el 2015 al 0.4 % en el 2018. Medido nominalmente la caída es mayor porque el PBI argentino cayó un 2% con respecto a 2015. Para el 2019 se prevé una nueva caída del presupuesto en ciencia y técnica.

Ya no vale la pena hablar de la promesa de campaña: llevar el presupuesto de CyT al 1.6% del PBI. Frente al obsceno ajuste a jubilados, cierre de Pymes, pérdida de puestos de trabajos, aumento de la pobreza, no es prioritario hablar de Ciencia y Técnica.
Sin embargo, un país sin CyT está condenado al fracaso.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: