Noticias Recientes & Destacados

La Fábrica Militar de Aviones de Córdoba producirá aeropartes y servicios para Israel

El contrato con una firma estatal implicará 18 meses de trabajo; se suma a otro con Sudáfrica

CÓRDOBA.- La Fábrica de Aviones Brigadier San Martín (Fadea) firmó contratos con la empresa israelí IAI para proveer ingeniería, aeropartes y servicios, tarea que implicará 18 meses de trabajo para la planta estatal radicada en esta provincia. Este año, la facturación de la empresa por fuera del Estado alcanzará los $200 millones (alrededor de la mitad proviene del nuevo acuerdo), lo que implica un aumento interanual del 120% y representa el 14% de los negocios de la empresa.

Antonio Beltramone, presidente de Fadea, adelantó a LA NACION que, además, están “terminando la letra chica” de las negociaciones con la sudafricana Paramount Group para producir el avión Pampa. “La idea es que nosotros hagamos la estructura -que es lo que más mano de obra insume- y ellos le agreguen una aviónica más competitiva. Ese ‘nuevo’ Pampa es el que ofrecerían a sus clientes” de la empresa sudafricana.

Para el ejecutivo, el acuerdo con la israelí IAI -empresa estatal en la que trabajan 14.000 empleados y que exporta el 80% de su producción- es “la punta del iceberg; a partir de acá se podrían abrir otras puertas”, expresó Beltramone. La compañía ganó un contrato importante y Fadea salió primera en la licitación de proveedores “por la propuesta económica y por la técnica”, agregó el directivo.

“Estos avances van en línea con el objetivo de reducir la dependencia de la fábrica con el Estado argentino y achicar nuestro déficit, que esperamos llegue a cero en 2019”, dijo Beltramone. Este año la reducción de gastos será del 22% (alrededor de $240 millones); no solo por menos personal (quedan 890), sino por distintos recortes que se aplicarán en los gastos fijos.

Todavía quedan 100 operarios suspendidos de los 550 con que arrancó el año y la planta se achicó en unos 450 desde el cambio de conducción, en diciembre de 2015, cuando Cambiemos llegó al Gobierno. Hubo despidos, retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas.

Para Beltramone, la “actual dotación es la óptima” para cumplir con los contratos existentes. “Los suspendidos se irán sumando a medida que vaya entrando más trabajo; somos dinámicos y ojalá en algún momento tengamos que tomar gente. Ahora estamos reordenando cualitativamente cada área”, expresó.

Menos subsidios

La facturación de Fadea es de $1650 millones ($1450 millones por contratos con el Estado); el aporte del Tesoro a su funcionamiento en 2017 fue de $750 millones y para este año la conducción estima que será “la mitad” de esa cifra.

Por fuera del Estado, hay algunos otros acuerdos internacionales para mantenimiento y desarrollos específicos, la venta de un aeroaplicador Puelche a Paraguay y lo que viene haciéndose desde hace años para la brasileña Embraer.

Beltramone anticipó que están “muy avanzadas” las negociaciones para que en la planta de Fadea se haga el mantenimiento y reparación de aviones de las aerolíneas low cost que operan en el país. En uno de los casos están trabajando en armar presupuestos para las tareas.

En 2015 los negocios de la fábrica por fuera del Estado eran el 2%; la actual gestión prevé que en cinco años representen la mitad de la facturación.

Fadea hace trabajos de mantenimiento y modernización de aeronaves de las Fuerzas Armadas y la provisión de horas de vuelo para pilotos de la Fuerza Aérea Argentina. En el último trimestre de este año, después de una década sin entregar aviones nuevos, se proveerán las tres unidades IA 63 Pampa III a la Fuerza Aérea y en pocas semanas más se completará el mantenimiento de otro Hércules C-130.

“Buscamos que Fadea se afiance como una empresa estratégica para el Estado, pero que no les cueste dinero extra a los argentinos. Eso se logra con sustentabilidad financiera y económica, competitividad para ganar nuevos contratos y eficiencia para impulsar el crecimiento sostenido”, describió Beltramone.

La Fábrica de Aviones Brigadier San Martín (Fadea) firmó contratos con la empresa israelí IAI para proveerle ingeniería, aeropartes y servicios, tarea que implicará 18 meses de trabajo. Este año, la facturación por fuera del Estado alcanzará $200 millones, lo que implica un aumento interanual del 120% y representa el 14% de los negocios de la empresa.

Antonio Beltramone, presidente de Fadea, le adelantó a LA NACION que, además, están “terminando la letra chica” de las negociaciones con la sudafricana Paramount Group por el Pampa. “La idea es que nosotros hagamos la estructura -que es lo que más mano de obra insume- y ellos le agreguen una aviónica más competititiva. Ese ‘nuevo’ Pampa es el que ofrecerían a sus clientes”.

Para el ejecutivo, el acuerdo con la israelí IAI -empresa estatal con 14000 empleados que exporta el 80% de su producción- es “la punta de iceberg; a partir de acá se podrían abrir otras puertas”. La compañía ganó un contrato importante y Fadea salió primera en la licitación de proveedores “por la propuesta económica y por la técnica”.

“Estos avances van en línea con el objetivo de reducir la dependencia de la fábrica con el Estado y achicar nuestro déficit que esperamos llegue a cero en 2019”, dijo Beltramone. Este año la reducción de gastos será del 22% (alrededor de $240 millones); no sólo por menos personal (quedan 890) sino por recortes en gastos fijos.

Todavía quedan 100 operarios suspendidos de los 550 con que se arrancó el año. La planta se achicó en unos 450 desde el cambio de conducción en diciembre de 2015. Hubo despidos, retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas.

Para Beltramone, la “actual dotación” es la “óptima” para cumplir con los contratos existentes. “Los suspendidos se irán sumando a medida que vaya entrando más trabajo; somos dinámicos y ojalá en algún momento tengamos que tomar gente. Ahora estamos reordenando cualitativamente cada área”, sostuvo.

La facturación anual de Fadea es de $1650 millones ($1450 millones al Estado). El aporte del Tesoro a su funcionamiento en 2017 fue de $750 millones y para este año la conducción estima que será “la mitad”.

Por fuera del Estado, hay algunos otros acuerdos internacionales para mantenimiento y desarrollos específicos; la venta de un aeroaplicador Puelche a Paraguay, y lo que viene haciéndose desde hace años para la brasileña Embraer.

Beltramone aseguró que están “muy avanzadas” las negociones para el mantenimiento y reparación de aviones de las empresas low cost que operan en el país. En uno de los casos están trabajando en armar presupuestos para las tareas.

En 2015 los negocios de la fábrica por fuera del Estado eran el dos por ciento; la actual gestión prevé que en cinco años representen la mitad de la facturación.

Fadea cuenta con trabajos de mantenimiento y modernización de aeronaves de las Fuerzas Armadas y la provisión de horas de vuelo para pilotos de la Fuerza Aérea Argentina. En el último trimestre de este año, después de una década sin entregar aviones nuevos, se proveerán las tres unidades IA 63 Pampa III a la Fuerza Aérea y en pocas semanas más se completará el mantenimiento de otro Hércules C-130.

“Buscamos que Fadea se afiance como una empresa estratégica para el Estado, pero que no le cueste dinero extra a los argentinos. Eso se logra con sustentabilidad financiera y económica; competitividad para ganar nuevos contratos y eficiencia para impulsar el crecimiento sostenido”, describió Beltramone.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar

Anuncios

1 Comentario en La Fábrica Militar de Aviones de Córdoba producirá aeropartes y servicios para Israel

  1. Hasta que la misma FAA sea la principal cliente de la producción de FAdeA en elevados números es una quimera intentar vender sus modelos a otros países, por más bueno que resulte nadie en su sano juicio compraría un avión del cual solo se produjeron unas pocas unidades porque eso no daría garantía alguna de sostener la logística necesaria para su operación posterior.

    El negocio de las aeropartes ya lo tenía la fábrica cuando era FMA, y de hecho en esa época -fines de los años ’80- se realizaron grandes inversiones para trabajar con materiales compuestos en base a un acuerdo con EMBRAER para el suministro de piezas, llevado a cabo de forma exitosa. El área de mantenimiento y modernización tampoco es un sector del mercado desconocido para la empresa, que tiene un frondoso historial en este sentido. Pero en ninguno de estos casos esas actividades dejaron de lado el objeto principal de la fábrica, que era el producir aviones para asegurar un mínimo desarrollo tecnológico local en el ámbito aeronáutico con vistas a proyectos cada vez más ambiciosos, y lógicamente tal desarrollo era pensado a partir de las necesidades de la FAA, similares a las de otras naciones en vías de desarrollo o poco desarrolladas.

    Lo que resulta inconcebible es que mientras los estados que poseen fabricación de aviones en sus territorios benefician y subsidian a estas firmas con cuantiosos contratos que la mayor parte de las veces van mucho más allá de sus necesidades operativas de sus FFAA, además de subvencionar la investigación y desarrollo, en Argentina FADeA deba recurrir al achique permanente en busca de un equilibrio operativo porque no recibe apoyo alguno del Estado, o el que recibe cada vez es más limitado, y que cancela incluso proyectos en curso. Así no hay proyecto de desarrollo sustentable que aguante, porque salvo unos pocos fabricantes del alcance global, el resto de la industria aeronáutica funciona en base a cuantiosos subsidios directos o indirectos porque de otra forma no pasarían de ser meros talleres aeronáuticos, y de seguir así, este será el destino de FAdeA.

    Saludos. Ernesto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: