Noticias Recientes & Destacados

Réquiem por el ARA San Juan

Con una estructura militar deficiente, sin modernización ni renovación, desde 1991 asistimos a la lenta decadencia de la Defensa argentina. Los riesgos de involucrar a las Fuerzas Armadas en temas de Seguridad Interior.

Por: José Manuel Ugarte (doctor en Derecho y profesor de la Universidad de Buenos Aires. Corredactor de las Leyes de Defensa Nacional y de Seguridad Interior)

Han transcurrido más de seis meses desde la destrucción del submarino ARA San Juan por una falla que se había producido dos meses antes. Sucesivas actas mostraron la precariedad de su estado.

Como causa profunda de la situación señalamos un bajo presupuesto y una inadecuada distribución, desde 1993 hasta hoy -25 años-, de entre el 80% y el 85% en personal, entre el 10% y el 15% en funcionamiento, y entre el 5% y el 0% en equipamiento. El presupuesto, en relación con el PBI, entre 1996 y 2016 ha oscilado entre 1,2 y 0,8%.

Ante el debate sobre la Defensa, declaraciones anunciaron la creación de una Fuerza de Despliegue Rápido integrada por las tres Fuerzas Armadas destinada a brindar apoyo logístico a las Fuerzas de Seguridad en operativos de seguridad interior, sosteniéndose que ello constituiría una restructuración y modernización en la práctica.

Conforme al artículo 27 de la Ley de Seguridad Interior, los elementos de combate de las Fuerzas Armadas no pueden brindar el apoyo previsto en la ley.

En lo relativo a reestructuración, poco y nada se ha hecho, al igual que los gobiernos de los últimos 25 años. El carácter reducido del monto del presupuesto de Defensa no es el único problema. Representa más de 5.000 millones de dólares; es el tercer presupuesto de Sudamérica, similar al de Chile y duplicando los de Perú y Ecuador, que exhiben buena capacidad de Defensa.

La otra cuestión radica en la distribución de erogaciones.

El presupuesto para 2018 mantiene la distribución vigente desde 1991 que ha llevado a la actual situación: personal, 86,37%; funcionamiento, 9%; inversiones, 3,24%, de los cuales equipamiento militar y de seguridad, 1,67%, en un presupuesto inferior al 1% del PBI.

El gasto en personal se explica por una desproporcionada cantidad de oficiales de alta graduación en las tres Fuerzas Armadas, originariamente producida por la inexistencia de reestructuración ante la reducción presupuestaria de 1984-1985 y agravada por las sucesivas reducciones presupuestarias de los ’90, combinadas con el crecimiento del número de oficiales de alta graduación, a partir de 2001.

Dicha desproporción, subsistente en el Ejército en 2018, se ha incrementado en la Armada, que con 34 oficiales almirantes y 429 capitanes de navío tiene el número de tales grados más alto de su historia, para un efectivo de 18.322, mientras que en 1983 tenía 27 oficiales almirantes y 212 capitanes de navío, para un efectivo de 40.059.

La Fuerza Aérea, con 43 oficiales brigadieres, tiene también el número de esos grados más alto de su historia, aunque el número de 474 comodoros de 2018 es inferior al de 525 que alcanzó en 2015, para 12.808 efectivos. No obstante, en 1983 tenía, respectivamente, 39 y 211, cuando tenía 21.903 efectivos.

La comparación con fuerzas armadas eficientes muestra que en éstas, la relación entre número de oficiales de cada grado es la de una pirámide, con vértice en los grados mayores y número creciente a medida que se desciende.

En Argentina, tal relación no existe, siendo frecuente que el personal de un grado sea mayor que el del grado inferior. Tal desproporción en grados altos, además de impactar en el gasto en personal, eleva el promedio de edad e incrementa el costo de la pasividad militar. En definitiva, asistimos desde 1991 a la lenta extinción de nuestro instrumento militar, vital para la capacidad de defensa de nuestra sociedad.

El actual es el cuarto año en el que virtualmente se carece de aviación de combate apta para la guerra moderna, no calificando como tal algún A-4AR Fightinghawk que aún vuele, ni, por su número y antigüedad, los cinco Super Etendard.

El ínfimo porcentaje destinado a equipamiento impide la renovación de material que arrastra tres y cuatro décadas.

Hay que construir una Fuerza Aérea, y el equipamiento terrestre requiere renovación. Aun cuando el material naval sea en su mayoría modernizable, resulta imprescindible planificar e iniciar la renovación de la flota, y reconstruir nuestra capacidad submarina. En materia de producción para la defensa, Fabricaciones Militares prácticamente no produce materiales para la defensa.

Finalmente, creemos que la dedicación de las Fuerzas Armadas a la seguridad interior podría representar su fin en tanto tales. Dichas fuerzas están concebidas, instruidas, preparadas y equipadas para la guerra.

Los países latinoamericanos que han dedicado sus Fuerzas Armadas a la seguridad interior –México, Colombia, Guatemala, Honduras, El Salvador- han afrontado desapariciones, ejecuciones forzadas y torturas, en disminución en Colombia, por la paz, y en Guatemala por la decisión de retirar a las Fuerzas Armadas de misiones de seguridad interior. Tal dedicación no significó solución alguna.

De las actas de inspección al Submarino surge el “alto espíritu de compromiso, pertenencia y profesionalismo” de la tripulación, además de las deficiencias encontradas en el equipamiento del buque y la falta de mantenimiento.

Los marinos del ARA San Juan son héroes, fundamentalmente porque, sabiendo las deficiencias del buque, aceptaron realizar con él una larga travesía, de modo de mantener viva el arma submarina que integraban y su aporte para la Defensa.

Son ellos, pues, quienes nos interpelan, para que expliquemos qué estamos haciendo por esa defensa por la que dieron la vida.

Fuente: https://www.clarin.com/opinion/requiem-ara-san-juan_0_rydLgR-kX.html

Anuncios

1 Comentario en Réquiem por el ARA San Juan

  1. Excelente nota, no tengo nada para agregar.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: