Noticias Recientes & Destacados

Argentina comprará cuatro OPVs franceses de la clase ‘L’Adroit

PARIS – Argentina decidió finalizar la adquisición de cuatro barcos de patrulla offshore de la clase “L’Adroit” OPV-90 del Naval Group francés, dijo el ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, al diario argentino La Nación tras encontrarse <span title=”com seu homólogo argentino, Jorge Faurie.

“>con su homólogo argentino, Jorge Faurie.


La venta había sido inicialmente acordada mientras que Le Drian era ministro de Defensa en la administración francesa anterior, pero fue posteriormente suspendida por el presidente argentino Mauricio Mori sobre el precio, que él consideró excesivo.

Reunido con el presidente francés Emmanuel Macron en el Foro Económico Mundial, Macri pidió una reducción de precio, lo que resultó en un equipo de Naval Group retornando a Buenos Aires para presentar una nueva oferta, que fue aceptada.

“La oferta técnica fue aceptada, ahora estamos discutiendo los métodos de pago de esos buques”, dijo Faurie al diario La Nación tras conocer a Le Drian. “El precio final, que se decidió después de que Naval Group viajó a Argentina, estaba mucho más cerca de las cotizaciones que el país recibió de los otros astilleros”, dijo Faurie, refiriéndose a otros dos competidores para el contrato, un astillero chino y el español Navantia.

“Con evidente satisfacción, Le Drian evocó el acuerdo final alcanzado entre Buenos Aires y París para la compra”, dijo La Nación, agregando que Le Drian afirmó que “el principio fue aceptado y la operación se terminará pronto”.

El acuerdo cubre cuatro buques de patrulla offshore de la clase Gowind, incluyendo tres barcos nuevos y el buque Gowind original, L’Adroit, operado bajo un contrato de alquiler sin costo por la Marina Francesa para validar el proyecto.

Desarrollados y financiados por el Naval Group como una empresa privada, los barcos de la clase Gowind fueron comprados por Egipto (cuatro buques) y Malasia (seis buques).

OPV-LAdroit-corte-1024x516
Anuncios

3 Comentarios en Argentina comprará cuatro OPVs franceses de la clase ‘L’Adroit

  1. Los buques OPV franceses son para una armada a la que no le falta nada, a Argentina todavía le hacen falta submarinos, modernización de su flota de mar, modernización y compra de material aéreo, y hasta un portaaviones o buque multipropósito. Los franceses nos venden pequeños juguetes modernos que no cubren las espectativas.

    • Coincido, pero sean francesas o no, e independientemente de que las opere la ARA o la PNA, nuestro país necesita OPV para garantizar el control de su ZEE. Todo lo demás que menciona debe venir a complementar la tarea de estos navíos, que son el punto básico para la defensa de nuestros intereses marítimos en esa zona.

      Luego de incorporar las OPV, y como lo demostrara su falta en el caso de la búsqueda del SUSJ, debemos incorporar al menos uno o dos buques que puedan realizar el relevamiento y control adecuado del fondo oceánico que nos fuera puesto en responsabilidad como la extensión de nuestra plataforma continental hasta las 350 mn, pues en caso contrario nos exponemos a que nuestros derechos ganados con un largo, arduo y paciente trabajo de nuestros técnicos y diplomacia puedan ser discutidos por falta de acciones posesivas, que es la doctrina imperante en los países anglosajones.

      A mi entender paralelamente a todo esto cabe ocuparse en serio de los medios del COFS, mientras que en la etapa posterior la FLOMAR y el COAN deberían atenderse en función de mejorar la capacidad de patrullado y control del mar, siempre dentro de los límites de nuestro espacio marítimo, y sin descuidar lo relativo a nuestra presencia antártica, por suerte hoy garantizada por medio de la reincorporación del ARA Almirante Irizar repotenciado, así como de los nobles Neftegaz y Mi-171 por parte de la FAA.

      Basado en el concepto que hay que asegurar lo básico antes de ir por lo complementario, los buques de proyección de fuerza no los veo necesarios hasta tener cubierto todo lo anterior, pues ellos requieren contar también con una escuadra de escolta y apoyo de nivel adecuado, y ello implica la incorporación masiva de medios muy superiores a los que hoy dispone la ARA, sobre todo si nuestros vecinos, así como los ocupantes de las Malvinas, aumentan sus capacidades de combate marítimo.

      Antes de poder ir lejos a operar y golpear, hay que tener la capacidad de que ninguna fuerza naval pueda acercarse impunemente a nuestras costas, y ni siquiera que intente controlar algunos de nuestros espacios jurisdiccionales sin que ello le valga un alto costo y desgaste. Pero antes de eso hay que asegurarse que ningún pesquero pueda actuar impunemente o se arrojen residuos peligrosos al fondo marino en nuestras 350 millas, pues esos actos pequeños, si no son reprimidos según lo sugiere nuestro derecho soberano, constituyen antecedentes que pueden dar señales equivocadas a algunos aventureros o estados malintencionados, pues va de suyo que quien no puede lo menos carecerá de capacidad para poder realizar cosas mayores.

      Saludos. Ernesto

  2. Habría que esperar a conocer los detalles, pero en estas cuestiones no hay magia.

    Estas OPV originalmente se habían elegido no por sus características técnicas ni por su buen precio, sino porque Francia era quien ofrecía los buques con la mejor financiación y menor erogación inicial, o sea, se elegían porque eran los que menos inversión inicial exigían y mayor plazo otorgaban para completar su precio, lo cual justificaba el mayor costo global de la operación. Puesta esta en compra en entredicho como represalia argentina al arancelamiento francés de nuestras exportaciones de etanol, nuestro gobierno buscó alternativas en astilleros españoles, quienes ya anoticiados del caso y reflejando los altos costos de producción europeos, ofrecieron buques con menores capacidades a precios menores, pero no en la medida que nuestros negociadores pretendían respecto a lo que pedía Francia. Desconozco por ahora lo sucedido con la oferta china que se menciona, pero tengo razones basadas en ofertas anteriores de ese origen para suponer que el mismo personal de la ARA se habría opuesto a recibir material de esa procedencia.

    Una nueva renegociación significó que la oferta francesa pasara de ofrecer originalmente 2 buques nuevos a construir en Francia y otros 2 en nuestro país, a otra en donde se nos entregaba un buque usado, con el resto a construir en Francia, y con una financiación casi inexistente. Por lo tanto, el “ahorro” que se presenta como un éxito de nuestros avezados negociadores que se codean de igual a igual con sus pares del Primer Mundo, en realidad significa que al precio original Francia le restó el de transferencia de derechos de construcción, el del menor costo financiero por un saldo de precio pendiente más bajo en base a una mayor erogación al contado, y alguna moneda menos por pasar a amortizar sus costos industriales con la construcción en sus astilleros de los 4 buques en vez de los 2 originales.

    Aún así, esos costos serán mucho mayores al de la opción de construir este tipo de naves, aunque de un modelo diferente, en nuestros astilleros nacionales, los que además podrían ofrecer el modelo resultante para su exportación, ya que la mayor parte de los costos por el casco, sus instalaciones y la mano de obra pueden pagarse en pesos, requiriendo el uso de divisas solo para los equipos a importar que no puedan ser provistos localmente. La diferencia en los plazos de incorporación tampoco sería relevante, pues ARS hace tiempo que tiene en carpeta proyectos de este tipo de buques realizados en base a los requerimientos de la ARA y listos para producir en cuanto le llegue la orden de compra correspondiente, y Tandanor (CINAR) posee también la capacidad para producir otro modelo o hacerlo en una segunda de producción al modelo desarrollado por ARS, acortando de estas maneras los plazos de entrega.

    Además de lo anterior, la ARA en su plan de incorporaciones desde principios de este siglo había fijado en 5 la cantidad necesaria de este tipo de patrulleras y no en 4, lo cual hace que la adquisición prevista resulte insuficiente, pues los OPV-90 franceses tampoco ofrecen prestaciones demasiado superiores a las consideradas al momento de hacer ese requerimiento, con lo cual queda pendiente la cuestión del buque restante.

    Una vez más, la miopía estratégica de este gobierno resultará funcional a los intereses foráneos. Aunque de orientación política y económica similar, el gobierno de Macrón está demostrando estar más interesado que el de Macri en los propios intereses nacionales. Por tal motivo podría decirse que en lo referente a esta negociación, y jugueteando con sus apellidos, que Macrón es la versión engrandecida de Macri, y éste es solo la versión pequeña y periférica de Macrón.

    Saludos. Ernesto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: