Noticias Recientes & Destacados

Ayudemos a los familiares de los 44 tripulantes del A.R.A San Juan

“Estamos recaudando fondos para poder contratar buques con tecnología de punta, porque queremos seguir buscando, porque no vamos a parar”
“Buscamos la verdad y vos podés acompañarnos”
“Con un pequeño donativo damos un paso enorme. Ayudanos”

Para realizar aportes en estas cuentas del Banco Provincia de Buenos Aires de la sucursal 4200 de Mar del Plata, los datos necesarios son: Caja de ahorro en pesos 578236/8, DNI 14.606.984 y CBU 0140323503420057823688, y en el caso de la caja de ahorro en dólares, el número de cuenta para el mismo DNI y sucursal es 518366/9, y el CBU 0140323504420051836692.

Datos reproducidos del siguiente artículo:

https://www.lanacion.com.ar/2112090-familiares-de-tripulantes-del-ara-san-juan-iniciaron-una-campana-para-recaudar-fondos-para-una-busqueda-privada

Anuncios

7 Comentarios en Ayudemos a los familiares de los 44 tripulantes del A.R.A San Juan

  1. Lamentable la actitud del gobierno nacional en este tema, que pareciera estar haciendo lo imposible para que no se encuentre al submarino.

    • Digamos que ni a la A.R.A, ni a este gobierno ausente y cínico ni a la administración anterior le conviene que se encuentre el sub.

      Abrazo

      • tamargento // 2 marzo, 2018 en 4:12 am //

        Entiendo que tanto la ARA como este gobierno tienen sus buenas razones tanto en la falta de control y de realización de tareas de reparación y mantenimiento para no querer encontrar el pecio, pero la administración anterior cumplió el programa previsto para la nave, con los trabajos y la inspección de obra a cargo de la ARA. Todas las contrataciones ligadas al programa de los trabajos de media vida pasaron por el aval técnico de integrantes de la ARA, así como la realización de la obra, y de hecho la mismas tareas siempre estuvieron bajo el control directo de la ARA, incluyendo a las más cuestionadas como la compra de elementos para las baterías o el corte y soldadura del casco. Es la ARA por consiguiente quien pareciera desde esta óptica tener las mayores razones para no querer encontrar al submarino, y en tal caso el gobierno actual actuaría en complicidad de ello para no generarse ningún tema incomodo acerca de las derivaciones que puede tener el caso, sobre todo por informes que se desoyeron que describían carencias no resueltas que se desatendieron en las instancias superiores aduciendo falta de presupuesto, informes que forman parte del expediente judicial y que han trascendido en parte al público.

        Ahora bien, si por desidia a la ARA se les hundió un destructor en puerto sin que medie nada extraordinario, uno puede abrigar sus dudas en cuanto a las condiciones técnicas y operativas que presentaba el submarino, pero como en esto no valen las analogías, hasta que no se encuentren los restos de la nave no puede decirse nada a ciencia cierta por más indicios y suposiciones que existan, hay que encontrar los restos y someterlos a un análisis profundo para poder determinar de manera fehaciente las causas del naufragio.

        Pero lo que a mi entender debe tenerse en claro es que así como fue injusto acusar a CFK por el hundimiento del Santísima, tampoco MM tiene la responsabilidad directa por la pérdida del San Juan, esa responsabilidad estaría en manos de los miembros de la ARA ya sea que por acción o inacción las condiciones técnicas del buque fueran las que provocaron el siniestro, como también si errores de juicio o de ejecución por parte de la tripulación derivó en su propia tragedia. En el caso de que se tratara de un hundimiento intencional por parte de una potencia extranjera, (algunos sindican al RU en esto) es más que lógico que nadie quiera encontrar nada y se derive la cuestión hacia la hipótesis del accidente, pues allí las consecuencias políticas y diplomáticas recaerían sin filtro directamente en la figura presidencial, pero esta es una hipótesis que desde lo personal prácticamente descarto por seguir el principio de la navaja de Ockham y negarme a encontrar razones indescifrables en información oculta cuando a simple vista tenemos datos más plausibles para aventurar otras posibles explicaciones. Y, finalmente, está el destino o mala suerte, y que un mar traicionero y una desafortunada cadena de eventos haya llevado a una situación imposible de evitar por la tripulación, y aquí el tema de las supuestas responsabilidades estarían mucho más desdibujadas. Creo que estas son las cuatro posibilidades que se barajan dentro de lo factible, y la carga de responsabilidad es muy distinta de un caso a otro.

        Encontrar al submarino no debe ser un tema contable ni económico, sino que es esencialmente político y diplomático, se trata de un símbolo de a que está dispuesta una Nación en defensa de su soberanía. No podemos imaginar a las grandes potencias abandonando así nomas la búsqueda de una de sus naves estratégicas siniestradas, o raleando recursos en las etapas críticas de la búsqueda, ni haciendo depender la continuidad del rastrillaje de la cooperación internacional. Si nos interesara la defensa de nuestro mar hasta el último bajel de nuestra Nación hubiera sido afectado al operativo, y si releemos las noticias de esos días notaremos que no fue eso lo que sucedió. Hacer una búsqueda raleada, y encima luego abandonarla al poco tiempo, supone mostrar un gesto de desinterés no solo por la suerte de los 44 marinos y de la nave, sino además de floja voluntad en el ejercicio y la defensa de nuestro mar. Actuando de esta forma solo se generan señales negativas de docilidad y desidia que potencias mal intencionadas pueden leer como oportunidad para dar vía libre a sus intereses en el área, sabiendo que la porción del Atlántico Sur que nos toca tiene una fundamental importancia estratégica.

        Sin perjuicio de esto, además es la única manera de mostrar humanidad con los familiares que hoy no tienen consuelo por no poder realizar el necesario duelo. Cuidar a nuestros compatriotas dolientes aliviando su sufrimiento también es una cuestión estratégica, pues de tal cuidado surge la idea de comunidad, y esa es la base para la idea de patria, de lo compartido en común. Sin esta idea de comunidad nuestra sociedad será solo un conjunto de grupos fragmentados que no podrá soportar la más mínima agresión externa sin atomizarse y dispersarse, alentando de esa forma a intereses sectoriales que pueden llevar a la escisión de parte de nuestro territorio. Estar en comunidad no significa que todos pensemos y vivamos igual, sino que tengamos como prioritario el cuidado y bienestar del otro aparte del interés propio.

        En estas cuestiones estratégicas es en donde veo las principales falencias del gobierno en este tema, pareciera que para el macrismo es más importante destacar la ayuda internacional en la búsqueda -sobre todo la inglesa- que atender al sufrimiento de los familiares y la necesidad de saber fehacientemente que pasó por parte de una porción de nuestro pueblo. Se trata mejor a los extranjeros que a los connacionales en esta cuestión, y eso es una mala señal y actitud tanto para quien lo ve desde fuera que para quien lo sufre desde el interior de nuestro país, y eso constituye a todas luces un síntoma de una debilidad estratégica notable.

        Saludos. Ernesto

  2. Que haces Ernesto!

    Y si, fue muy ligera y general mi expresión.
    Está por demás claro que si la administración anterior no imponía la decisión política estratégica de recuperar Tandanor, reactivar el Storni y convertirlos en el CINAR, hoy el A.R.A San Juan no hubiera desaparecido por la simple razón que estaría de maceta flotante como lo está el A.R.A Salta. Tampoco habría una verdadera biblioteca llena de información técnica obtenida por forzosa ingeniería inversa como se logró, por ejemplo, al encarar la recorrida y puesta en valor de los sistemas asociados y tubos lanzatorpedos, más aún mucha, pero mucha mano de obra calificada (varios de ellos echados por el viento de cambio) y así puedo escribir sábanas en favor de la decisión política y las conjunción de energías en beneficio de nuestra industria para la defensa. Ahora bien, y vos lo mencionas en la introducción de tu respuesta, fue la A.R.A quien llevó la planificación de las tareas, las contrataciones, los requisitos y elecciones. Es precisamente donde creo que la administración anterior tiene responsabilidad al haber dejado en manos de ellos todo, ya que hubo muchas empresas contratadas por la A.R.A, que solo desarmaron y dejaron tiradas en los galpones del CINAR cañerías, equipos etc. En otros casos abandonaron las tareas y otros nunca las hicieron, obligando a que el CINAR, que a su vez también estaba contratado por la A.R.A, asumiera esos trabajos (aunque hasta estas anomalías terminaron siendo virtuosas ya que el CINAR, I&D de por medio, amplió sus conocimientos y capacidades). Mismo caso con las baterías, fue la Armada quien decide recuperarlas a través de un proceso de reciclado y el fabricante controlaba uno por uno los trabajos para luego certificar cada elemento recuperado (los alemanes tampoco son muy santos en estas cuestiones, a la hora de contratos de este tipo). Entonces. lejos, pero muy lejos estoy de creer que el MLU realizado en el CINAR tenga algo que ver con la perdida del San Juan pero tanta rienda suelta a la A.R.A para hacer y deshacer comenzó en esa época y alguien tuvo que dárselas.

    Abrazo

    • Acá andamos Marcelo, mal pero acostumbrao a estarlo en gobiernos neoliberales, con muchas más ganas de seguirla peleando que es lo importante, porque esta gente como siempre nos quiere amansar, angustiar y enajenar, y ni locos les tenemos que dar el gusto, porque en cuanto bajemos la guardia la vamos a pasar realmente mal.

      Pero siguiendo con el hilo, tengamos presente que el programa de reparación de media vida es en definitiva un requisito de la ARA para mantener operativos sus medios, y el trabajo se realiza en un astillero como el Storni (ex Domecq García) que nunca dejó de estar administrado por la ARA, aun en su “fusión” con TANDANOR en 2010. Es decir, la ARA no solo es el comitente del trabajo sino que además es quien administra el lugar para hacerlo, y como comitente y fuerza especializada, es quien tiene a cargo la elaboración de los requisitos técnicos, de los pliegos, de las contrataciones -incluso de subcontratar al personal de TANDANOR como bien señalás- y de la inspección de la obra. También es la ARA la responsable de proseguir con el programa de mantenimiento de la nave una vez reintegrada al servicio. Lo único (y que nos es poco) para lo que intervienen otras áreas del Estado en esto es para asignar los fondos necesarios, liberar los pagos de las compras y certificaciones que vayan por fuera de los recursos propios de la ARA, y realizar el control externo y auditoria de gastos.

      Y esto quiero dejarlo bien en claro porque pone blanco sobre negro de quien es la responsabilidad por los trabajos realizados en el astillero, si -como dice alguno por allí- se hizo de forma inadecuada el corte y la soldadura de la chapa (cosa que no me consta), se reutilizaron equipos de tecnología antigua, o los trabajos no quedaron como debieran no es responsabilidad ni de los soldadores ni de los contratistas, aún suponiendo que estos fueran ineptos (que no lo son) y los otros corruptos (que sí lo son), pues quien debió especificar y controlar los trabajos y las adquisiciones es personal de la ARA, no ningún otro. Y mucho más agarrado de los pelos todavía es buscar, en un tiro por elevación de clara motivación política, enchufarle esa responsabilidad a CFK, que ni la menor idea tenía de una cuestión meramente técnica, y hasta cuando la quiso aprovechar políticamente la informaron mal y terminó con aquello de “al agua pato”. Es tan descabellado buscar por allí la responsabilidad como hacerlo con cualquier otro Presidente de la Nación que estuviera entonces en ese lugar.

      Entiendo tu crítica, y por mi opinión sobre la desidia de la ARA hasta podría compartir lo de alejar a esa fuerza en lo posible de los trabajos dado sus antecedentes, ya que es una fuerza a la cual se le hunde un buque en puerto por no realizarle el más elemental mantenimiento, que participó de la guerra de Malvinas (promovida por su Comandante en Jefe de entonces) y de otra casi con Chile con sus medios en escasísima disponibilidad y en un estado penoso muchos de ellos, a la que se le incendia un rompehielos por el desorden y la desidia de mantenimiento, a la cual le retienen partes fundamentales de uno de sus destructores en el exterior por no prever que el contratista es parte fundamental de la Royal Navy y que podría suceder tal cosa con un alto grado de posibilidad como parte del embargo de armas impuesto por el RU a nuestro país, y esto sin tener presente otros sucesos lamentables de índole operacional o de planificación que me guardo para no aburrir. Por estas razones sería un gusto poder darle un rol menos preponderante a la ARA en este tipo de tareas, pero ¿cuál es la alternativa? ¿privatizar los trabajos, el proyecto o la dirección o inspección de la obra? ¿dárselo a gente sin experiencia en el tema, o que teniéndola, pueda acceder a aspectos tecnológicos que son secreto de Estado? ¿buscar contratistas alternativos en rubros especializados en los que no los hay, y de los que hay, están cartelizados?. Realmente no encuentro en este tema mucha más alternativa que hacer las cosas de la forma que se hicieron, mucho más tratándose de un tema de alta sensibilidad estratégica.

      Ahora bien, dicho lo anterior, y de comprobarse que en los trabajos de media vida eran fallidos, cosa que algunos suponen interesadamente pero de la que no hay el menor indicio cierto, ni siquiera en los informes internos de la ARA que se conocieron, lo que sí cabría hacer es deslindar las responsabilidades del personal de ARA intervinientes y hacerles caer todo el peso de la ley por las consecuencias de su negligencia o complicidad, no solo causando su baja deshonrosa de la institución, sino además hacerlos responsables penal y civilmente por los daños derivados de su accionar. El día que ello pase algunas cosas van a cambiar dentro de la institución, del Estado, y de nuestro país, mientras tanto vemos a un oficial al que se le quema su buque por negligencia como un héroe haciendo entrevistas por TV y hasta pensando en candidatearse políticamente, o al Presidente diciéndole a un vocero mentiroso con 44 camaradas desaparecidos de por medio que el día que se retire de la ARA que lo vea porque le tenía un puesto reservado en su partido, porque sabía comunicar muy bien bajo presión. Realmente todo muy lamentable, digno de una republiqueta bananera, todo muy indignante.

      Saludos. Ernesto

  3. Gustazo de seguir el hilo Ernesto.

    Quiero aclarar algo por por si no se entendió; en ningún momento dije que los trabajos del MLU fueron mal realizados o de manera deficiente. Solo quise mencionar las idas y venidas sobre contratistas tomados por la A.R.A, precisamente gracias a esas desprolijidades, por decirlo de alguna manera, CINAR a través de su pequeño pero notable grupo grupo de ingeniería, asumió esas tareas. Fue por eso la demora que tantos idiotas criticaban como si un MLU con ingeniería inversa fuera mezclar harina con agua. Todavía recuerdo una frase del notable Ing Marotta, cuando le pidieron que recorra y ponga en valor los tubos lanzatorpedos y sistemas asociados, “pídanme excelencia pero denme tiempo”, fue así como se desarmaron los tubos y los sistemas, se estudiaron, se recorrieron y repararon y luego se armaron tal como el sistema de relojería que es. A modo aclaratorio, los tubos lanzatorpedos no se recorrían desde los 80 y esa tarea la realizaba un ex marino formado en Thyssen gracias a la A.R.A con un par de operarios (quintita que le dicen) caso contrario había que hacerlo en el exterior.
    Respecto del corte y soldado del casco resistente, esas tareas fueron controladas y supervisadas por nuestro INTI, organismo de prestigio internacional y tal vez de lo mejor que tenemos en el país, así que tampoco entiendo al taradaje que pone en duda una de nuestras mayores habilidades como la siderurgia.

    Abrazo

  4. Es como decís Marcelo, pero hay gente que no entiende mucho de cuestiones técnicas y cree que estas cosas son pavadas que se pueden hacer a la marchanta, y no es así, en esto no corre el “lo atamo con alambre”. Y se debe mensurar que en su mayoría el equipo de personas y el de maquinaria con el que contaba el Domecq García para construir los TR1700 se había disgregado, incluso en los 90 se regaló o vendió a precio de chatarra equipamiento especializado de primer nivel para estos submarinos, entre ellos el sistema de corte y soldadura de casco que fue a parar a manos de Pescarmona.

    Fué una decisión muy atinada como arriesgada encarar este trabajo en este astillero, cuando estaba a punto de cerrarse, y mucho más acertada fue la creación del complejo CINAR junto a Tandanor, todo eso sentó las bases para recuperar capacidades tecnológicas perdidas, y como bien decís, muchas cosas se tuvieron que hacer desde la nada y apelando a procesos de ingeniería inversa porque no estaban más los recursos con los cuales se contaban en los 80, en la década del 90 se vació todo el complejo con miras primero a privatizarlo y luego a cerrarlo para vender las tierras para proyectos inmobiliarios. No solo se recuperaron capacidades perdidas en cuanto a know how técnico y de la mano de obra, sino que además se mejoraron los vínculos con el sector productivo y científico y tecnológico, y se desarrollaron cadenas de proveedores que estaban desarmadas o paralizadas.

    Todo esto para el país supone ganancia pura, no solo por los menores costos directos e indirectos del programa y su consiguiente ahorro de divisas, sino porque activa la potencialidad económica del sector y sienta las bases para poder utilizar y seguir desarrollando a futuro ese conocimiento.

    El problema con estas naves no radica aquí, el problema histórico de la ARA es el mantenimiento de sus medios, en parte debido a la avanzada edad de muchos de ellos, pero también a su complejidad en cuanto a cantidad de componentes, lo cual aumenta significativamente la carga de trabajo y, en consecuencia, los costos inherentes. Si esto siempre fue un problema lo es aún más con décadas enteras de recorte presupuestario, ya que la primer víctima de esto se da en adquisiciones y mantenimiento de medios, con lo cual la curva de desgaste y obsolescencia se incrementa sustancialmente. Otro problema de esto es que con el tiempo se comienzan a relajar las rutinas de manutención y conservación por falta de personal, y lo cual resulta finalmente en la pérdida de conocimiento y de personal capacitado, y el escalón final, en el cual la ARA esta lamentablemente inmersa desde hace mucho, es la desidia, el desgaste anímico tras angustiosos tiempos de carencias y aumento abrumador de las cantidad de cosas para arreglar, que hacen que el personal colapse moralmente al verse superado por las circunstancias, y las cosas anormales comiencen a verse como naturales y cotidianas. Una vez llegados a este punto cualquier cosa puede suceder, la tragedia está a la vuelta de cualquier componente defectuoso no tratado adecuadamente o en la superación de los adelgazados mínimos operativos de los sistemas, cuando no en cadenas de fallos que en condiciones normales no deberían suceder.

    Lamentable muestra de estas falencias y de la desidia asociada son las rutinas de mantenimiento no cumplidas en el SUSJ luego de su salida del CINAR, con la recurrente excusa de la falta de presupuesto de por medio. Y en esto no hay opciones, si el Estado Mayor del arma no ordena a la jefatura a cargo del sistema, pese a las advertencias de esta, que evite correr riesgos saliendo a navegar para cumplir las misiones asignadas hasta que no estén dadas las mínimas condiciones operativas, a la tripulación no le queda otro remedio que hacer saludo uno, saludo dos y encomendarse a Dios y la Virgen porque en caso contrario lo que corresponde es pedir la baja, o lo que es lo mismo, pedir un sumario contra la superioridad, y no son muchos los espíritus dispuestos a arruinar sus carreras por algo así, y menos si el bienestar de sus familias depende de ello. Obligados por las circunstancias, pero también por el fomentado espíritu de ver quien “se la banca” más, se hace de tripa corazón y se sale a la mar en las condiciones posibles, muchas veces alejadas de las ideales, o siquiera de las aceptables, tratando de no pensar, negándose a pensar, en lo que pueda salir mal. Y cuando algo finalmente sale mal, lo que se busca es crear un espíritu de complicidad con códigos de silencio en los cuales se machaca sobre la culpa propia de saber que se sabía y no se hizo nada para modificarlo, pero sabiendo que quien habla -como mínimo- perderá el respeto de sus camaradas. Así funciona el mundo castrense, y el que lo niegue es porque nunca formó parte del mismo, u obnubilado por falsos ideales se niega a ver o admitir la realidad.

    Va de suyo que en estas condiciones la tragedia está al acecho permanentemente, y a mi modesto entender la única forma de contrarestar esto es con la creación de sindicatos de militares, como existen en muchas partes del mundo (Alemania, Australia, Reino Unido, Suecia, Israel entre otros), en los cuales los uniformados tengan una instancia en donde poder denunciar estas irregularidades que hacen a sus condiciones de trabajo y seguridad personal en tiempo de paz con las mínimas garantías de no ser castigados o separados de la fuerza.

    Podemos seguir hablando mucho tiempo sobre estos temas, que aunque no parezca están concatenados, pero en este tópico mejor tratemos de centrarnos en lo que pueda ayudar a los familiares de los 44 desaparecidos a encontrar el pecio de la nave, esperando que a partir de ello se logre hacer justicia, determinar fehacientemente que pasó y deslindar las correspondientes responsabilidades, y lograr de esa forma la ansiada paz de haber hecho lo posible por la memoria de sus seres queridos.

    Saludos. Ernesto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: