Noticias Recientes & Destacados

Crisis que se repite: faltan aviones para la campaña antártica

• UNA FALLA SACÓ DE SERVICIO A LOS HÉRCULES QUE PERMANECEN EN TIERRA
El país con más bases permanentes y temporarias en la Antártida no puede sostener un puente aéreo logístico. Se incorporó de apuro un aparato no previsto para la misión que arrancó en diciembre.

Otra vez la campaña antártica saca a la luz la desinversión en las FF.AA. El despliegue logístico que se inició el 16 de diciembre pasado no cuenta con aviones de transporte C-130 Hércules. Sólo un aparato matrícula TC-64 se incorporó de emergencia ante la deserción por fallas de los aparatos previstos para el abastecimiento de la base Marambio. Las únicas dos aeronaves que estaban operativas en condiciones de cruzar a la Antártida fueron modernizadas entre 2014 y 2016 bajo el Programa de Remoción de Obsolescencias del Sistema Hércules a cargo de la empresa estadounidense L3.

El contrato por 75 millones de dólares se cerró y pagó durante la gestión kirchnerista luego de años de reducciones presupuestarias que hicieron estragos en la dotación de aviones de transporte Hércules. Desde el 2 de diciembre pasado esas dos aeronaves están en tierra porque una de ellas, matricula TC-69, presentó una falla en el sistema reversor (permite el cambio del ángulo de ataque o paso de la hélice) utilizado para detener el avión en un aterrizaje. El incidente obligó a dejar sin servicio a la restante matricula TC-61 hasta tanto se determine cuál fue el problema y solucionarlo. Aún no se logró.

En la tarea trabajan codo a codo en El Palomar técnicos criollos y personal de la firma norteamericana L 3. Otro inconveniente complica la reparación, no se pudieron decodificar los datos del FDR, acrónimo inglés de Flight Data Recorder conocida como “caja negra”. Los aviadores confiaban en acceder a los parámetros del vuelo que se registran en el FDR pero la memoria estaba completa y no quedó nada grabado.

Ante la carencia de soporte aéreo. Defensa echó mano a la solidaridad regional. Casi una actitud mendicante para un país con más de 100 años de presencia ininterrumpida en la Antártida, con 6 bases permanentes, 7 temporarias e innumerables campamentos y refugios de uso intermitente pilares del reclamo soberano en el continente blanco. Uruguay respondió el llamado. La Fuerza Aérea uruguaya desplegó el Hércules matrícula FAU 591 el 14 de diciembre pasado y dejó combustible, víveres y enseres de uso inmediato para la dotación de Marambio.

Zafó de la emergencia a una base que por su ubicación geográfica, -está en una meseta elevada 200 metros sobre el nivel del mar-, resulta imposible el abastecimiento por mar y sólo puede llegarse por modo aéreo. Una limitación que encarece sobremanera la logística de la campaña, requiere muchas horas de vuelo sin contar el desgaste al que se someten las pocas aeronaves con que cuenta el país.

El puente aéreo a Marambio depende por ahora del TC-64, y permanece en apoyo o back up en la base Río Gallegos el TC-61 que en rigor no podría volar si hubiese una emergencia con el 64 porque su operación se suspendió hasta tanto no se determine y solucione la falla de los reversores que ocurrió en el otro modernizado, el 69.

El programa de modernización alcanza a 5 aviones Hércules de la versión o modelo H de los cuales los dos primeros finalizados son los que se pararon por el desperfecto en reversares. Hay un tercero, matrícula TC-70 en proceso de modernización en la planta cordobesa de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA). Este avión llevaba más de dos años en la fábrica sujeto a un servicio de mantenimiento mayor PDM (Programmed Depot Maintenance), y se decidió incorporarlo en paralelo al programa de modernización con el objetivo de acortar plazos y concentrar esfuerzos.

El atajo no alcanza a enmendar la constante de la falta de partidas presupuestarias que demoraron las tareas de PDM del TC-70. Deudas de arrastre con proveedores internacionales y locales de servicios y repuestos.

La fuerza tiene una disposición interna que sólo autoriza vuelos antárticos al Hércules del modelo H. Estos, a diferencia de los de la versión B, tienen mejoras en el sistema de frenado que permite aterrizajes en pistas cortas además portan pilones externos en los planos (alas) para combustible que les da mayor autonomía. La necesidad de pertrechos para Marambio salteó esa normativa para Uruguay que entró a Marambio con un Hércules modelo B.

Los ejemplares que entraron al programa de modernización son todos versión H, el TC 69 (reabastecedor), TC-61, ambos terminados, está en línea el 70 y faltaría ingresar al programa el TC-64, en la actualidad cumpliendo puente aéreo y el TC-66, sin servicio.

* Imagen de portada: vuelo científicos argentinos abordaban ayer un vuelo de la Fuerza Áerea hacia la Antártida.

Fuente: http://www.ambito.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: