Noticias Recientes & Destacados

Paracaídas Comandado Autónomo para Entrega de Cargas – Instituto Universitario Aeronáutico –

Como es de público conocimiento, el fin de semana pasado La Fuerza Aérea Argentina en estrecha colaboración de la Armada Argentina, lograron evacuar  a un efectivo accidentado desde hacía varios días en la Base Antártica Orcadas. Si bien la operación fue completamente exitosa, hubo que esperar se “abriera una ventana” que permitiera llegar hasta la base, puesto que en la semana se había intentado llegar a la misma, sin embargo diversos factores no lo permitieron. Como parte del operativo de apoyo se envió un avión C-130 Hércules desde Río Gallegos a los fines de realizar tres aerolanzamientos de botellones de oxígeno, medicamentos e insumos médicos provistos por la Dirección de Sanidad a través del Hospital Naval Ushuaia, en condiciones marginales de meteorología.

Si bien no es la primera vez que se abastece una Base Antártica a través de aerolanzamientos la operatoria generalmente se encuentra bajo grandes probabilidades de fracaso, dadas las condiciones extremas que caracterizan al continente blanco, de allí que toda ayuda tecnológica que facilite la operación es bienvenida.

Desde marzo 2016 el Instituto Universitario Aeronáutico (IUA) dependiente de la Fuerza Aérea Argentina lleva adelante bajo la denominación “Paracaídas Comandado Autónomo para Entrega de Cargas”; el diseño, construcción y evaluación de un demostrador de tecnología basado en un paracaídas comandado de pequeñas dimensiones (PIDDEF 038/14), tendiente a estudiar el comportamiento de un prototipo, generar modelos matemáticos, realizar mediciones experimentales y estudiar estrategias de guiado en pos de garantizar la entrega maximizando la precisión y arribo efectivo de un eventual aerolanzamiento. Como antecedente, En nuestro país, el Ejército realiza con regularidad el lanzamiento de cargas en paracaídas a las que clasifica como: cargas pesadas (superiores 1 tonelada) y cargas de acompañamiento (aproximadamente de 100 kg).

En la actualidad hay dos situaciones en las que en nuestro país se realizan este tipo de tareas; en ayuda de índole humanitaria y en ejercicios militares. En lo que refiere a misiones de ayuda humanitaria, cada año se hacen llegar víveres y otros elementos a personas en situación de aislamiento producida por inundaciones (islas del Paraná, norte de Formosa y pequeñas aldeas en regiones selváticas del noroeste Argentino y sur de Bolivia) y se brinda apoyo al Plan Nacional de Manejo del Fuego, asistiendo a rescatistas mediante el envío de agua, equipos y medicamentos a regiones anegadas por el fuego (Bariloche, Córdoba, San Martín de los Andes y Rosario-Victoria). También son regulares los lanzamientos de ciertos tipos de cargas en la Antártida. En cualquiera de los casos, el envío de cargas a los múltiples destinos, requiere sobrevolar cada región y/o realizar un sin número de viajes desde la base de operaciones hasta cada destino.

En relación a los ejercicios militares, una de las prácticas habituales consiste en el lanzamiento de una carga principal, cargas de acompañamiento y de paracaidistas. Una vez en tierra, el dispositivo de la carga principal debe ser armado, preparado y puesto en operación. Resulta improbable que las cargas lanzadas por separado concurran a un mismo punto de destino. Esto implica demoras para reagruparlas antes de su montaje, además de la franca exposición de la aeronave que, en un lanzamiento de este tipo, a fin de conseguir precisión razonable en la entrega, se realiza a baja altura (menos de 600 metros), lo que significa que el avión sobrevuela la región de destino (probablemente hostil).

Las ventajas de contar con un equipo de este tipo evitaría volar a baja altura y sería posible realizar el lanzamiento desde una distancia lejana a la región de destino. También permitiría colocar a todas las cargas en un único punto (dentro de cierto radio) o entregar cargas a múltiples y diferentes puntos de destino lanzándonos desde una única aeronave, tal vez y dependiendo del caso, en un único viaje.

La propuesta del IUA apunta a realizar todos los estudios de ingeniería necesarios para desarrollar un sistema análogo a mayor escala, capaz de entregar una carga útil de 100 kg que pueda ser utilizado por la Fuerza Aérea, la Secretaría de Medio Ambiente o el Ejército, entre otros.

Cabe agregar que, decisión política mediante, un desarrollo nacional de tan preciada importancia como este, podría fabricarse de manera seriada y certificada por la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) puesto que posee la facilidades industriales necesarias y que ya produce paracaídas bajo norma de calidad y requerimientos de nuestras FF.AA  como lo es el Paracaídas de Carga modelo Chajá 12.

 

 

Características Generales del Paracaídas Comandado Autónomo

·Carga útil de 100 Kg
·Paracaídas comandado de alta prestación de 7 celdas ( para 150 Kg)
·Alcance superior a 20 Km, dependiendo de la altitud de lanzamiento y de las condiciones ambientales
·Sistema autónomo, no tripulado, con navegación basada en GPS
·Entrega de cargas en lugares de difícil acceso
·Lanzamientos diurnos y nocturnos
·Menor riesgo que en lanzamientos a baja altura
·Múltiples cargas a múltiples destinos desde un mismo punto de lanzamiento
·Software de estación terrena multiplataforma para seguimiento de cargas desde PC, tablet y/o teléfono móvil
·Sistema de bajo costo, relativo al costo de la carga útil.

Mas Información: http://fi.iua.edu.ar/?page_id=165

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: