Noticias Recientes & Destacados

Comunicado de INVAP sobre la quinta central nuclear Argentina

Posted by Mavec

Ante las inquietudes que pueda llegar a despertar en los rionegrinos la instalación de una nueva central nuclear en nuestra provincia, creemos que la experiencia que posee INVAP en este campo puede ayudar a llevar certezas y tranquilidad en esta nueva etapa que se abre para todos nosotros.

Nuestro país, a través de la Comisión Nacional de Energía Atómica y sus empresas asociadas, tiene casi 70 años de experiencia en actividades nucleares y más de 50 años de experiencia en la supervisión de la construcción y en la operación segura de centrales nucleares. En INVAP tenemos más de 40 años de trayectoria en el área nuclear con participación en proyectos nacionales e internacionales.

Argentina y China firmaron un contrato marco para la construcción de la cuarta y quinta central nuclear de potencia en el país, con una inversión total prevista de U$S 14.000 millones, de los cuales el país asiático financiará el 85%.

La primera de las centrales que comenzará a construirse en enero en la localidad bonaerense de Lima, brindará una potencia de 700 MW y demandará unos 7 años de construcción, mientras que la segunda de las centrales se localizará en la provincia de Río Negro, aportará 1.150 MW de potencia y requerirá unos 6 años de obras a partir de 2020.

La empresa que estará encargada de la operación y mantenimiento de la nueva instalación es Nucleoeléctrica Argentina S.A. La compañía tiene a su cargo la operación de las centrales nucleares Atucha I, Atucha II y Embalse. Además es responsable de la Extensión de Vida de la Central Nuclear Embalse.

Durante su trayectoria, Nucleoeléctrica Argentina logró destacados índices de desempeño a nivel internacional en la seguridad y eficiencia de sus instalaciones. La compañía forma parte desde sus inicios de la Asociación Mundial de Operadores Nucleares (WANO), organismo que contribuye en el mundo a la mejora continua de las centrales nucleares, promoviendo en primer lugar la seguridad. También integra el Grupo de Propietarios de Centrales Nucleares de tipo CANDU (COG).

Desde INVAP, como empresa de tecnología de la provincia de Río Negro, y siendo el área nuclear una de nuestras especialidades, queremos responderte a las inquietudes que puedas tener referidas a este proyecto.

Fuente: http://www.invap.com.ar

Anuncios

1 Comentario en Comunicado de INVAP sobre la quinta central nuclear Argentina

  1. En realidad se encontró en uno de los cestos de residuos del INVAP un borrador del comunicado en los siguientes términos:

    “Tranquilos que mientras no exista ninguna falla nada fallará, caso contrario “errare humanum est”, y todos sabemos que en la CNEA y sus organismos y empresas derivadas no están conformados por humanos sino por semidioses. Además, si por esas cosas del Maligno llegara a pasar algo fuera de lo previsto en nuestra ciencia que contradiga nuestra anulación de todas las variables aleatorias que hemos realizado (ya que hemos logrado que la “ciencia nuclear” sea la única rama de las ciencias físicas que carece de tales variables), en los siglos que durará la contaminación radioactiva de la pérdida aprenderemos a vivir con ella, y de paso readecuaremos nuestras fórmulas y cálculos para que en lo sucesivo no vuelvan a suceder. Elevemos desde ya nuestro Oops!! para mantener al caos de lo imprevisto fuera del alcance de nuestro mundo perfecto, y si no que se nos permita crear una nueva empresa para mantener nuestro culto mientras tratamos de reparar los actos del Maligno.

    Y si no creen posible de lo que es capaz el Maligno para contrariarnos veamos Fukushima, Chernobyl o Three Mile Island, o los no tan famosos Kashiwazaki-Kariwa, Ascó, Jaslovske Bohunice, Rochester, Hamm-Uentrop, Tomsk, Tokai-mura, Windscale, Sellafield, Thorp, Kyshtym, el reactor SL-1 de Idaho, Tokaimura, y muchos otros de un larguísimo listado que pocas veces se da a conocer. A tal punto llega la cantidad acciones heréticas en estos temas que hasta la misma OIEA debió retirar de la disponibilidad al gran público su resumen sobre los accidentes registrados, y ahora solo pueden acceder a los mismos aquellos que sean autorizados por esta organización (https://www.iaea.org/nuclearenergy/nuclearknowledge/Knowledge_Organization_Systems/NA-KOS_.html), es decir, solo los iniciados como nosotros en esta superciencia.

    Pese a nuestros denodados esfuerzos, ni nuestra santísima y experimentadísima INVAP (por entonces englobada en la CNEA) pudo estar ausente de en esta amplia lista, como lo demuestra el accidente de Nivel 4 (escala INES) en el reactor RA-2 del Centro Atómico Constituyentes del 23 de septiembre de 1983 (ver https://www.nrc.gov/reading-rm/doc-collections/gen-comm/info-notices/1983/in83066s1.html), por suerte en un reactor de investigación, porque su hubiera sido en uno de potencia difícilmente hermanos míos yo no estaría escribiendo esto y ustedes leyendolo si es que viven en el Area Metropolitana de Buenos Aires. Se sigan oyendo entonces nuestras plegarias para que nadie quiera saber de donde y como aprovisionaremos nuestra ciudad de agua si llega a registrarse un derrame desde algunas de las centrales de Atucha al Paraná, o porqué siempre la Justicia se ha negado a hacer su trabajo investigativo en las muchas denuncias que existen por contaminación con sustancias radiactivas de napas de agua desde la planta de Ezeiza (http://www.panoramaenergetico.com/nuevo_informe_sobre_la_contamina.htm) -en la cual se almacenan residuos de nuestros reactores y del que vendimos a Australia (que por ser la única oferta que implicaba la reimportación de residuos nucleares fue la ganadora)-, residuos cuya peligrosidad persistirá durante siglos, según los mismos informes internos de la santísima CNEA, pero “ojos que no ven corazón que no siente”.

    Pues bien hermanos rionegrinos, quedense tranquilos que les garantizamos que nunca nada fallará, cada vez estamos más cerca de la infalibilidad según los cánones del culto nuclear. Desde el cielo los sacrosantos Richter y Castro Madero nos protegen en esta cruzada, con nuestro Santo Padre Conrado I de Pipinas mostrándonos el camino a las constelaciones del firmamento, para nosotros y nuestra posteridad.”

    Saludos. Ernesto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: