Noticias Recientes & Destacados

Macri aprobó transformar los Hércules en aviones “bomberos”

Posted by Mavec

Por Edgardo Aguilera

Transformación. Los Hércules C-130 serán adaptados para ser utilizados como aviones hidrantes.

El presidente Mauricio Macri dio luz verde a la inversión para transformar aviones Hércules C-130 en hidrantes. La función de “bombero” se sumará a las múltiples tareas que ejecutan los pilotos de estos confiables aparatos de la Fuerza Aérea Argentina. El costo de la adaptación ronda entre 3 y 7 millones de dólares por avión. El ingenio consta de una compuerta en el fuselaje y válvulas más los tanques y un sistema de control que permite expulsar en un instante la totalidad del líquido para extinguir el incendio (enfriamiento y sofocación del foco ígneo). La reforma correría por cuenta de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) en conjunto con empresas especializadas de los Estados Unidos o de Canadá, proveedoras del kit de adaptación.

La iniciativa viene madurando desde el año pasado a raíz de los incendios en las provincias de La Pampa, Río Negro y sur bonaerense que devastaron miles de hectáreas de bosques y de cultivos. Los aviones hidrantes formarán parte de un sistema de alerta contra incendios en conjunto con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

La decisión de Macri se conoció el martes por la mañana durante una exposición sobre el estado del Ministerio de Defensa. El encuentro fue en Olivos y acudieron el ministro Julio Martínez junto a los secretarios Ángel Tello (Estrategia y Asuntos Militares), Héctor Lostri (Ciencia Tecnología y Producción), Walter Ceballos (Logística y Coordinación de Emergencias), además del jefe del Estado Mayor Conjunto, teniente general Bari del Valle Sosa. Por el lado de la Casa Rosada acompañaron a Macri, Gustavo Lopetegui, secretario de Coordinación de Políticas Públicas; Fulvio Pompeo, secretario de Asuntos Estratégicos y colaboradores de la jefatura de Gabinete. Contrario a los pronósticos no hubo charla sobre la candidatura de Martínez para senador por La Rioja.

La conversación acerca del manejo del fuego se llevó también al plano regional, ya que la Argentina planea organizar una especie de task force junto a Chile destinada al combate de grandes incendios forestales y ayuda humanitaria a los afectados. De eso hablaron Macri y la presidente trasandina, Michelle Bachelet, en el último encuentro bilateral. La idea como eslabón de la cooperación mutua estaba tomando forma en oficinas de Pompeo y de Tello pero faltaba contar con los medios adecuados. El empujón de Macri a los Hércules “bomberos” cerró la iniciativa, que además reactivará la mano de obra en la planta de aviones cordobesa. El secretario Ceballos, responsable de las actividades vinculadas a emergencias y ayuda humanitaria, mechó palabras favorables a la adaptación de los aparatos de la Fuerza Aérea que contradicen su última intención de adquirir aviones hidrantes a la Federación Rusa, destino que exploró junto a representantes de la empresa intermediaria estatal Rosoboron export. El expositor, Damián Vaudagna, jefe de gabinete del Ministerio de Defensa, listó el detalle de los programas en ejecución y dio una actualización de las necesidades más urgentes del sector castrense. La situación de FAdeA y la producción del avión entrenador IA-63 Pampa ocupó la atención por largo tiempo. Tomó la palabra Lopetegui y dio un enfático apoyo al programa -se esperaba que el discurso fuera de la mano con los fondos-, se habló inclusive de potenciales mercados entre los que se citaron Bolivia y Paraguay. No se trató, pero hay una opción reciente planteada por México de coproducir el Pampa en suelo azteca contra pago de un royalty además de participación del país junto a México en la exportación a otros mercados. Los mexicanos vislumbran una baja en la actividad de sus plantas de industria aeronáutica derivada del nuevo relacionamiento -distante- con el cliente estadounidense tras la asunción de Donald Trump y planean colocar esa capacidad ociosa. Hubo más señales de optimismo para la Armada en dos proyectos: la adquisición de aviones franceses de rezago Super Etendard y la construcción de 4 patrulleras marítimas también de origen galo. La Aviación Naval recibiría 5 aviones franceses en desuso pero de la versión más moderna con aviónica que no cuentan los aparatos criollos, también un simulador. Aquí con mano de obra nacional se sacarán repuestos y equipos electrónicos con miras a resucitar los aparatos navales cuyas células tienen muy pocas horas de vuelo. La operación es por 10 millones de euros en un contrato de Estado a Estado. Igual camino de negociación se plantea para la posible construcción de cuatro buques del tipo OPV (acrónimo inglés de Offshore Patrol Vessel) aunque el horizonte de ejecución parece algo lejano. Se sabe que es una inversión o gasto, según se presente, de unos 400 millones de euros que Economía tiene que autorizar en un contexto de torniquete fiscal. La iniciativa tiene un punto a favor, una financiación del Estado francés con 4 años de gracia. El país no desembolsa ni un euro del capital en ése lapso pero habrá recibido al menos 3 de los buques contratados. El astillero francés DCNS tiene un plan de entrega de una unidad por año.

opv_go10

OPV de DCNS clase L’ Adroit ofrecido por la empresa Francesa a la Armada Argentina.

Fuente: http://www.ambito.com

Anuncios

3 Comentarios en Macri aprobó transformar los Hércules en aviones “bomberos”

  1. En si, no me parece una mala iniciativa, aunque pueden haber mejores. Ahora, para que tenga sentido, se deberían incorporar mas “chanchas” y mejorar la disponibilidad de las que tenemos, si no esto se paga con una baja en nuestra capacidad logística.

    saludos.

    Pd: considerar la canibalización de aviones de rezago como un modo de preservar mano de obra me parece, como mínimo, un insulto

  2. Que pendulares que son las Administraciones Nacionales: De tener aviones hidrantes alquilados full-time en los ’80, pasamos a “los aviones hidrantes no son de utilidad en incendios forestales” de María Julia Alsogaray en los ’90, a comprar 12 aparatos chicos, que parece que no están, en los últimos años a querer transformar de 1 a 3 Hercules C130 (se enteraron que el L100 de uso civil, no es apto para esta función), a decir ahora que en lugar de rezar como dijo el inefable Ministro Rabino incorporan el kit de extinción en Hercules C130, de la FAA.
    La anti-Política de estado en su máxima expresión.
    Queda por dilucidar si se adquirirán 2 Hércules por el sistema FMS u ocuparán 2 de la estrecha flota de 5/6 de los ajetreados aviones de la FAA.
    A nadie se le ocurrió, todavía, copiar a Chile que tiene convenio de reciprocidad con el Estado de California, quién envió un Jumbo 747 a ayudar en las tareas de extinción y con Rusia que envió, un Ilushin, por cuatro día (la bestia carga 60.000 lts de agua).
    Saludos

  3. Una solución razonable esto de los kit para los Hercules dentro de las escasas posibilidades presupuestarias derivadas de un plan de achicamiento de la economía, y demasiado más de lo poco que esperable de una administración como esta. Aún así, el problema que tienen este tipo de soluciones (como la del Supertanker 747 o el Il-76 bombero) es la necesidad de aterrizar para poder realizar la recarga de agua y/o de agentes extintores, lo cual lleva un tiempo considerable hasta que sea posible un nuevo despegue, por lo cual aviones con menor capacidad de carga pero con la posibilidad de recargar en espejos de agua mientras navegan en el mismo durante su carrera de acuatizaje/despegue (tipo Be-200, CL-215/415 o AT-802F Fire Boss) por lo general tienen un rendimiento mucho mejor para este tipo de tareas pues la cantidad de agua arrojada por unidad de tiempo finalmente es mucho mayor que la de otras aeronaves de similar porte, sobre todo en entornos como los de nuestro país en donde se cuenta -salvo determinadas áreas- con una cantidad de cuerpos de agua aptos para utilizar este tipo de aviones. Pero peor es lo (casi) nada que tenemos hoy con solo una pequeña flota de pequeños aviones y baldes para helicópteros distribuidos por todo el territorio nacional que poco y nada pueden hacer para colaborar frente a incendios de grandes dimensiones.

    Pero la nota de Aguilera trae otro punto muy interesante que habría que confirmar, como lo es el supuesto interés de los mexicanos en el Pampa, incluyendo la posibilidad de fabricarlo en ese país. Aunque la FAM no es un usuario que pueda considerarse una “vidriera” para otros potenciales clientes, al menos si se diera una posibilidad semejante -cosa que a esta altura desconfío por todas las promesas similares frustradas que carga en Pampa en su historia- podría ser que algunos estados lo puedan ver como una posibilidad de tener algo parecido a un A-37, pero aún así con la contra que una buena parte de los mismos en su momento recibieron sus Dragonfly vía MAP o de segunda mano, por lo cual si no hay posibilidad de financiamiento a las ventas y un excelente servicio de posventa las probabilidades de las mismas son muy escasas.

    Por lo demás, lo de las OPV francesas parece una expresión de buenas intenciones más que algo posible, y los de los SUE ni merece la pena comentarlo.

    Saludos. Ernesto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: