Noticias Recientes & Destacados

El rompehielos ARA Almirante Irízar realiza una navegación de ajuste luego de 10 años de inactividad

Posted by Mavec

El rompehielos ARA Almirante Irízar zarpó este mediodía del Complejo Industrial y Naval Argentino (CINAR), dependiente del Ministerio de Defensa, para realizar una navegación de ajuste de propulsión luego de ser sometido a un proceso de reconstrucción y modernización tras el incendio sufrido en el 2007 que lo dejara fuera de servicio.

El buque volvió así a mover sus hélices para surcar las aguas argentinas en una Navegación de Ajuste de Propulsión.

Durante la navegación se llevarán adelante verificaciones y ajustes de sistemas, equipos y motores de propulsión para evaluar su respuesta ante diferentes exigencias.

Se trata de un paso fundamental en el proceso de las Pruebas de Aceptación tanto de Puerto (H.A.T. – Habor Acceptance Test) como de Mar (S.A.T. – Sea Acceotance Test) y de Hielo, que permitirá obtener la certificación final del DNV y entregarlo para la fuerza naval antártica a la Armada Argentina.

Desde principios del 2010 el equipo de profesionales de Tandanor asumió el compromiso de devolver a la Nación el emblemático buque, con los requerimientos que impone una visión estratégica sobre nuestra presencia en el continente blanco en cumplimiento de todas las normativas internacionales para salvaguardar la vida humana en el mar y el cuidado medioambiental.

Tras el proceso de reconstrucción y modernización, el Almirante Irízar se convirtió en un rompehielos único en el hemisferio sur; incorporó tecnología de última generación, duplicó su capacidad de transporte de G.O.A. (Gas Oil Antártico) e incrementó en un 600 por ciento la cantidad de espacio dedicado específicamente a la investigación científica.

Anuncios

6 Comentarios en El rompehielos ARA Almirante Irízar realiza una navegación de ajuste luego de 10 años de inactividad

  1. Tardó bastante pero ahora tenemos un Irizar potenciado en sus capacidades y con una recuperación de sus componentes -la mayor parte de ellos nuevos- que le dan un horizonte de operación de varias décadas más por delante. Realmente un gran motivo de alegría para los que estuvimos ansiosamente esperando el largo y potente sirenazo de su zarpada del astillero.

    Esperemos que en la CAV 2017-2018 vuelva a estar en su medio natural, en los mares antárticos, y que su nueva tripulación lo cuide como corresponde para que no vuelva a pasar por otro trance que lo lleve al astillero en las condiciones paupérrimas en la que llegó en 2007.

    Saludos. Ernesto

  2. Comparto su opinión, Ernesto. Es de esperar que pronto empiece a cumplir sus funciones específicas, como Ud. bien apunta. Y en cuanto al siniestro que lo mandó al Astillero, habiendo seguido el “paso a paso de su reconstrucción y modernización, me he informado que hay instalado un moderno sistema de monitoreo de la sala de máquinas, justamente pàra evitar o prevenir con tiempo, ese tipo de imprevistos,
    Saludos

    • Estimado Jorge, los trabajos en el RHAI han sido tan profundos que salvo el casco y algunos pocos componentes, queda casi nada de lo anterior. El trabajo en calderería y electricidad hizo que prácticamente todas las instalaciones sean nuevas, y adaptadas a su nueva funcionalidad, con más capacidad de tripulación adicional y equipamiento científico. Para poder hacer esto hubo que hacer un trabajo inmenso sacando lo que no funcionaba o estaba en mal estado, evaluando si lo que se dejaba cumplía los plazos mínimos de operación confiable para alcanzar las etapas de mantenimiento programado del buque, realizando inspecciones y pruebas de material y equipos, para luego saber que es lo que quedaba, y sobre eso replantear la estructura, proyectar y calcular los nuevos espacios de habitabilidad, equipos e instalaciones, y a partir de ello construir buena parte de ellos en los talleres propios del astillero o con proveedores externos, y como si toso esto fuera poco con cada paso realizándose de acuerdo con certificaciones internacionales dado el particular ambiente en donde opera este buque, uno de los más reglamentados del mundo en cuanto a requisitos de navegación. Además se han modernizado equipos críticos con tecnología nacional, lo cual deja un más que interesante saldo en conocimiento adquirido por tareas que antes debían efectuase en el exterior, y esto supone ahorro de divisas.

      ¿Se pudo haber realizado todo esto en un plazo menor a los 10 años? Seguramente que sí, pero ello hubiera implicado que el astillero deje de lado muchos otros trabajos que se encontraba realizando, lo cual le haría perder su posicionamiento como uno de los talleres navales más eficientes en esta parte del mundo. Tal vez se podría haber incorporado personal adicional para esta obra, y de hecho se lo hizo en parte, pero esto si no se maneja sin cuidado resulta en un incremento desmesurado de los costos de la reparación y renovación, y terminado el trabajo además supone una marea de desempleados que termina afectando el salario de los trabajadores empleados, con lo cual la tendencia es que los más experimentados se terminen yendo antes.

      Finalmente, el costo de este trabajo fué de unos USD 120 millones, una cifra similar a lo que Chile debía pagar por un buque nuevo de menores capacidades. Si se hubiera optado por traer el rompehielos nuevo además habría que sumar los costos de entrenamiento de tripulaciones, certificaciones y los inherentes a su operación, al igual que si el RHAI estuviera operando, y esa suma descontarla del costo de alquiler de los equipos alternativos para permitir la realización de las CAV, por lo cual el costo diferencial de la alternativa tomada en recuperarlo es muchísimo menor al que se dice maliciosamente en algunos diarios y redes sociales. Y todo esto con un horizonte de ciclo de vida similar entre ambos buques, que además es la forma en la cual deben evaluarse los costos a largo plazo, con la ventaja que cuando deba reparase o efectuarle el mantenimiento programado el know how estará en manos de nuestro astillero, lo cual ahorra fuga de divisas al exterior.

      Más allá del equipo de monitoreo tengo entendido que también se le instaló un nuevo sistema de supresión de fuego, pero a mi juicio por lo que se conoce es evidente que el estrago sufrido en 2007 fué principalmente obra de la desidia de su tripulación -en particular sus de mandos y encargados- no solo en cuanto al orden y limpieza de la Sala de Máquinas, sino también en la deficiente tarea de mantenimiento preventivo efectuado en el buque. Y esta responsabilidad poco y nada tiene que ver con cuestiones presupuestarias, pues determinar el sellado de una junta de instalación o el espesor de un caño es algo que supone sumas insignificantes con respecto a los que cuesta operar un buque como este, y de los equipos afectados en el siniestro. Bastante barata la sacó el comandante del buque en ese momento, gracias a la complicidad de los medios y de la Armada que hicieron de él casi un héroe más que uno de los responsables principales, tan barata que hasta quiso mostrarse como candidato político, y hoy un familiar suyo ocupa los cargos de Comandante Conjunto Antártico y Comandante Naval Antártico. Aunque no soy partidario de castigar por portación de apellido, lo que sí espero que como cuestión de honor este ahora redima con su excelente servicio las metidas de pata de aquel otro Comandante.

      Saludos. Ernesto

  3. Hola, Don Ernesto. Gracias por su amplia y muy completa respuesta, que suscribo en todos sus términos.
    Quería comentar, en referencia al RHAI, el uso político que se hizo de su puesta en marcha para pruebas de mar. El mismo gobierno que jugó al Gran Bonete (¿yo señor?, no señor. ¿Pues entonces ¿quién lo hace?) cuando hubo que dragar el Canal de Acceso a Tandanor, lo que provocó una demora de más de un año con el buque listo para salir, demora no atribuíble al Astillero.
    Luego llegó el Presidente a “recibir” la nave, en una ceremonia donde instó a trabajar que tuvo como respuesta el grito de “no hay laburo, señor”, y ahora en un spot televiso a todas luces electoralista dice; Después de 10 años el Almirante Irizar vuelve a navegar (igual que el título de esta nota), termina diciendo “Haciendo lo que hay que hacer”, que se presta para que, el poco avisado ciudadano común se diga”que bueno, en un año y medio repararon el buque insinia de la ARA”
    Le sugiero, humildemente, modificar el título de esta nota para evitar confusiones.
    Cordiales saludos

    • Estimado coincido plenamente en su planteo más siendo que desde este humilde sitio seguimos el día a día de todo lo relacionado con el buque desde hace mucho tiempo.
      Efectivamente habría que ser muy distraído para sacar la conclusión de que en un año y medio se logró reparar (al menos a personas como usted y yo y muchos otros que están al tanto de las novedades en estos temas).
      Pero bien dice estimado que para el común de la gente es una noticia “engañosa” por decirlo de una manera suave, al igual y volviendo al tema planteado, de las noticias sobre FAdeA que tienen la intención de hacer ver que gracias a este último año de “gestión y administración transparente” sacando a lo ñoquis del medio, se logró reactivar la línea de producción del Pampa II, algo que nosotros sabemos que es mentira ya que si efectivamente se logra este hito en el transcurso del año será gracias al esfuerzo que se viene haciendo desde que se re estatizo la fábrica en materia de desarrollo, refinanciación y recuperación de proveedores extranjeros y locales, una tarea para nada fácil y rápida.
      Finalmente, y volviendo sobre su solicitud, en esta oportunidad no puedo cumplir su pedido ya que como la nota no es de nuestra autoría si no que pertenece al Ministerio de Defensa tal como lo indica el anunciado de fuentes, no puedo editar la misma por una cuestión de respeto hacia el autor de la misma.
      Espero sepa comprender y disculpar, puedo adelantarle por otro lado que a su tiempo vamos a subir material de nuestra autoría al respecto de los acontecimientos que marcaron la reparación y modernización del buque.
      Saludos.

  4. Gracias por su comentario y aclaraciones Don mavec. Tiene Ud. razón en su apreciación sobre CINAR y FAdeA. Esta administración tiene una tendencia a describir cada acto de Gobierno como fundacional, algo que no ocurre hace 40 años son afectos a decir.
    Comprendo la imposibilidad ética respecto al título y quedo a la espera, del racconto de tareas, plazos y presupuesto ejecutado en lo que hace al RHAI, porque se ha sembrado la idea que se trató de una “reparación” en tiempos exageradamente lentos y a costos siderales!
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: