Noticias Recientes & Destacados

La imprevista Campaña Antártica de Verano 2016/2017

Foto Gaceta Marinera

Por Marcelo R. Cimino – 31/03/2017

El pasado martes 28 de marzo, el ministro de Defensa Julio Martínez, encabezó un acto en el puerto de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde recibió a los buques ARA Canal de Beagle (B3) y ARA Puerto Argentino (A21) procedentes de la Antártida, junto a las dotaciones que cumplieron con la misión durante más de tres meses en el continente blanco. La ceremonia fue oficializada como acto de cierre de la 113º Campaña Antártica de Verano (CAV) 2016/2017, que comenzara a comienzos de diciembre del año pasado.

En su discurso, el ministro destacó el orgullo de haber podido realizar la campaña con medios propios.  Al tiempo que afirmaba  “Hemos derribado mitos, como esos que decían que si no se gastaba mucha plata  o si no se contrataban medios caros iba a ser imposible realizar esta campaña; hoy entre todos hemos derribado esos mitos”.

Aunque la realidad indica que al Estado argentino no le quedó otra opción que echar mano de todos sus medios disponibles, debido a gruesos errores de gestión por parte del secretario de Logística, Walter Ceballos, quien era el responsable de llevar adelante esta tarea.

El primer balde de agua fría ocurrió cuando fracasó la licitación por el alquiler de un buque polar, un rompehielos y dos helicópteros, dado que en la CAV había que acceder a la base Belgrano II. Por entonces, los mayores esfuerzos del secretario estaban volcados en poner un tope de 20 millones de dólares  para la contratación de los medios necesarios, argumentando que durante la anterior gestión ministerial, la cifra superior a los 20 millones de dólares, era superada por la existencias de sobreprecios en la contratación de los medios

Luego fue por una segunda opción,  en este caso mediante adjudicación directa, en búsqueda de acuerdos entre estados, yendo a negociar con Rusia y Sudáfrica, evaluando también una oferta de Estonia. En el caso sudafricano, con promesa incluida de comprarles el viejo buque, una vez completada  la CAV, de más está decir que no prosperó.

Por último intentó alquilar solamente un rompehielos que cumpliera con un 45% de los requerimientos operativos, dejando para los medios propios el 55% restante, opción que tampoco prosperó.

Por mal que le pese al ministro Julio Martínez  y al secretario de Logística Walter Ceballos, la cruel realidad demostró que los costos son los costos y que a la hora de gestionar medios materiales en aras de sostener la operatoria de un enclave geoestratégico, las estériles denuncias mediáticas y los egoísmos partidarios deben quedar a un lado y concentrarse en la tarea específica, puesto que las vitales 5.300 toneladas de insumos a distribuir en 13 bases  permanentes y temporarias, el repliegue de 300 metros cúbicos de residuos y el transporte aproximadamente 1.500 científicos y militares, está mucho más allá de la lucha de egos y miserias políticas.

Tal es así, que como consecuencias de las marchas y contramarchas en las contrataciones, la improvisación y las falencias de gestión, los inconvenientes no se limitaron a lo expuesto arriba, la realidad es que no se concluyó con la CAV 2016/2017, aún resta completar el aprovisionamiento a través del puente aéreo entre el continente y la Base Antártica Marambio, a cargo de los C-130 Hércules, y esto no es menor puesto que del puente aéreo depende la provisión del combustible necesario para generar la electricidad en las bases, condenando nuevamente las bodegas de las nobles “chanchas” a salvaguarda la falta de capacidad de gestión e impericia del poder político.

Otra de las  consecuencias de no haber contratado los medios materiales adecuados, es que no se cumplió con la obligación que impone el tratado antártico de replegar los residuos. Contrariamente a lo  esgrimido por el ministro Martínez, la última vez en concretarse el repliegue total de los residuos, fue con el último alquiler de un rompehielos, es decir en la CAV 2015/2016 contratada por la gestión ministerial anterior.

Por otra parte, el titular de la cartera afirmó; “Hemos realizado ahorros sustanciales en la mercadería comprada, quizá la adquirimos en el mismo Mercado Central y con el mismo ministerio pero con distintas conducciones y se han logrado ahorros muy importantes, lo que habla de la transparencia de nuestro gobierno”.

Lo cierto es que la CAV 2016/2017 dejará a la desastrosa última campaña, del entonces ministro Arturo Puricelli, como un palermitano  picnic del día de primavera contra una quincena en un “all inclusive” cinco estrellas en la Costa Azul europea. Solo considerar el combustible consumido por nuestros buques, personal involucrado, viáticos (los cuales en el caso del continente blanco son importantes), mayor cantidad de víveres, costo de mantenimiento de los buques, puente aéreo etc. Como para tomar magnitud del gasto y que a su vez contradice lo expresado por el ministro de Defensa a la hora de afirmar que se han generado ahorros.  

Con recordar los propios argumentos de Martínez antes de ser ministro, cuando decía que los 4 Neftegaz eran buques  viejos, que consumían mucho combustible, se deduce entonces que cargar el grueso de la campaña sobre estos 4 remolcadores pondrá inevitablemente de manifiesto ineficiencias en la relación combustible/carga trasportada y en la relación tripulación/carga, porque el encomendado no es precisamente el rol donde las Neftegaz destaquen por su economía operativa.

También agregar las miles de horas de vuelo extra que deberán afrontar nuestros Hércules en el puente aéreo, cuyo costo ronda los 10.000 dólares por hora y que más de una vez llegan a Marambio y no pueden aterrizar por la climatología extremadamente cambiante.

En todo caso, si realmente se quiere completar la CAV con medios propios, el Ministerio de Defensa (MinDef) debe asumir la responsabilidad política por mayores costos e informar con claridad si la misma se completó en tiempo y forma, al tiempo de exponer en detalle los recursos desembolsados.

Lamentablemente la falta de planificación y asignación de recursos destinados a mantener como correspondía al Rompehielos Almirante Irizar (RHAI) en el pasado, confluyeron en la casi pérdida de la nave, y su posterior prolongado estado fuera de servicio, privando a nuestra nación de contar con invaluable herramienta. Tampoco se buscó en su momento adquirir un buque polar y/o un rompehielos, mientras se reparaba y reconvertía el RHAI.  

Muchos argentinos esperaban que la actual gestión de gobierno tomara lo mejor de la anterior gestión y elevara el listón en beneficio del común de los argentinos, lamentablemente en lo que respecta a la CAV esto no fue así. La sumatoria de ineficiencias generadas por el actual MinDef  logró la Campaña Antártica de Verano más onerosa de toda la historia y lo que es peor aún, pretendieron presentarla como un verdadero un éxito.

Por último, decir que el verdadero mérito de la CAV 2016/2017 lo tiene grabado a fuego el personal civil y militar involucrado en la misma, quienes hicieron y hacen verdaderos milagros con los escasos y vetustos medios a su disposición.

Marcelo R Cimino

InterEstr.Arg

Anuncios

3 Comentarios en La imprevista Campaña Antártica de Verano 2016/2017

  1. Excelente nota Marcelo, calculo que este tema derivará en un pedido de informes legislativo o de la Justicia al PEN para que informe oficialmente las tareas realizadas en esta campaña y los costos directos e indirectos de la misma. Y que dé las gracias el Sr. Ministro de haber contado con las Neftegaz que tanto criticó como legislador, porque sino me hubiera gustado saber de qué se hubiera disfrazado para poder cumplir, aunque sea caro y mal, con las tareas imprescindibles para asegurar la continuidad ininterrumpida de 113 años de nuestro país en ese continente, siendo Argentina el único ocupante permanente durante los primeros 40 años, hasta 1944, desde que el empleado de Correos y Telégrafos Hugo Alberto Acuña izara por primera vez nuestra bandera nacional en un campamento que luego devino en la Base Orcadas.

    Como dice el “Nano” Serrat en su tema “Algo personal” que los describe de cabo a rabo, esta gente está empeñada en jugar con cosas que no tienen repuesto, y después le echan la culpa a otro si algo les sale mal. Así estamos.

    Saludos. Ernesto

    • Hola Ernesto!

      Me hicieron llegar esto, pero no se quien es el autor:

      http://www.hcdn.gov.ar/proyectos/proyectoTP.jsp?exp=0260-D-2017

      Saludos
      Marcelo

      • tamargento // 3 abril, 2017 en 12:23 am //

        No sé quien pudo haberlo presentado, pero me suena familar la prosa de quien pudo redactar el proyecto. Si llega a ser quien pienso que puede ser, es alguien muy avezado en estos temas. Pero quedate tranquilo que yo no soy, hace tiempo que ya no me dedico a escribir proyectos para nadie allí, solo de vez en cuando voy a ver a alguno de los pocos amigos que me quedan o a participar de alguna actividad que me interese.

        Por otra parte ¿a quien en el MinDef se le ocurrió nombrar a un familiar de Tarapow como responsable antártico?, aunque piense que la portación de apellido no genera derecho ni limitación alguna mientras que exista idoneidad y capacidad para el cargo ¿no suena un poco fuerte ese apellido para las cuestiones antárticas luego de lo sucedido con el RHAI? ¿no tenían otro destino más apropiado para esta persona?. Realmente no deja de sorprenderme la falta de cintura política y simbólica de este gobierno para algunas cosas.

        Saludos. Ernesto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: