Noticias Recientes & Destacados

Centenares de tanques de EE.UU. llegan a Europa para desplegarse cerca de las fronteras rusas

La OTAN sigue aumentando la presencia de sus fuerzas terrestres, marítimas y aéreas cerca de las fronteras rusas mediante el despliegue de cada vez más tropas en Europa oriental.

Centenares de tanques, camiones y otro equipo pesado estadounidense han llegado al puerto alemán de Bremerhaven para desplegarse en Europa oriental como parte de la estrategia de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para fortalecer su presencia cerca de las fronteras rusas.

El buque de trasporte Resolve llegó a su destino este miércoles 4 de enero. Se espera que dos naves más, el Freedom y el Endurance, lleguen este domingo al puerto alemán, informa ‘Deutsche Welle‘. Tras ser descargado, el equipo pesado será transportado a Polonia por ferrocarril y carretera.

En total EE.UU. planea llevar a Europa oriental 87 tanques Abrams M1A1, 20 sistemas de artillería Paladín y 136 vehículos de combate Bradley en esa operación, según Reuters. 4.000 militares estadounidenses se repartirán entre Polonia, Bulgaria, Rumania y los países bálticos, donde permanecerán de manera rotativa. 

250 de ellos, pertenecientes a la Tercera Brigada Blindada de la Cuarta División de Infantería, ya han llegado a la ciudad polaca de Wroclaw, informa la agencia de noticias PAP. En Polonia se desplegará la mayor parte de la brigada blindada.

Está previsto que las tropas polacas y estadounidenses participen en maniobras multitudinarias en Polonia este enero. La Décima Brigada de Aviación de Combate —con 50 helicópteros Black Hawk, 10 helicópteros CH-47 Chinook y 1.800 soldados—, así como un batallón de aviación compuesto por 400 aviadores y 24 helicópteros Apache, también se desplegarán en Europa oriental. 

  • A mediados de junio de 2016, la OTAN acordó desplegar cuatro batallones cerca de las fronteras con Rusia —tres en los países bálticos y uno en Polonia— e intensificar su presencia naval en el mar Negro y en el Báltico.
  • En Occidente constantemente se multiplican las amenazas ficticias y míticas, como la supuesta amenaza militar rusa”, comentó el presidente ruso, Vladímir Putin, el pasado octubre. “Rusia no planea atacar a nadie: eso es ridículo, absurdo e impensable”,afirmó Putin.
  • En noviembre el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, reveló que la organización estaba preparando su “mayor refuerzo desde el final de la Guerra Fría”.
  • “Con tales declaraciones, el secretario general de la OTAN demuestra la naturaleza agresiva de esta organización“, respondió el portavoz de Kremlin, Dmitri Peskov, que añadió que no hay que olvidar que la alianza atlántica “no fue creada para mantener la paz, sino para realizar acciones agresivas”.                                                                                                                                                                                                                                                                                          https://actualidad.rt.com/actualidad/227903-centenares-tanques-eeuu-llegar-fronteras-rusas
Anuncios

1 Comentario en Centenares de tanques de EE.UU. llegan a Europa para desplegarse cerca de las fronteras rusas

  1. Ya le quedan pocos días a esta estrategia provocadora de la OTAN (en verdad del actual gobierno de EEUU y algunos de sus aliados europeos) hacia Rusia, que en este caso solo busca minarle el camino a la entente entre Trump y Putin, pero que antaño tuvo al país euroasiático como objetivo de acoso estratégico basados en teorías geopolíticas ya obsoletas, pero que algunos consejeros estratégicos y militares no se cansan de repetir pese a que el mundo ya no es lo que fuera en el siglo XIX.

    Trump viene a tratar de cambiar esa lógica y en el juego del triángulo del tablero mundial, en donde 2 de los jugadores se unen circunstancialmente para perjudicar a un tercero, busca un acercamiento a Rusia para romper un posible alineamiento de este con China, como se ha visto obligado en los últimos años con el aumento de la hostilidad de EEUU y sus aliados que han expandido sus fronteras hacia su zona de influencia, y no solo le han provocado en forma directa conflictos como el de Chechenia o Georgia, y han avanzado en su influencia militar en muchas de las ex repúblicas soviéticas, como lo demestra el caso tratado en esta misma nota.

    Esta provocación constante determinó la respuesta rusa en Crimea y el alejamiento paulatino de su gobernante oligarquía mafiosa de su transición al modo de vida occidental, para ir replegandose en prácticas que en las formas -pero solo en las formas- recuerdan a las épocas de la URSS (aunque Putin se siente más bien un Zar), y le da la excusa perfecta para mantener el ferreo control político interno apoyando el mismo en esas abiertas provocaciones del oponente de la Guerra Fría, despertando el espíritu patriotico que los rusos supieron demostrar en aquellas épocas, justo en un momento en el que en la política interna lo que manda es la apatía. Pero también esto ha hecho que Rusia se acerque más a China, su histórico rival a nivel regional, en parte porque esta también estaba sufriendo el acoso estadounidense y de los aliados de este en el área del Pacífico, contra lo que Nixon, Kissinger y Mao habían logrado en 1972 cuando el hoy gigante asiático estaba todavía saliendo de la época feudal y no representaba una seria competencia en ningún ámbito para la supremacía norteamericana a nivel global, pero si servía para dejar sin un aliado fundamental a la URSS.

    Trump intentará relajar ese estilo confrontativo para acordar con Putin un nuevo reparto del mundo que trate de retraer el crecimiento e influencia de China a nivel global, todo esto a pesar de que China es el principal inversor extranjero en la economía estadounidense (allí destina más del 40% de su inversión en el extranjero, la mayor parte en actividades industriales y de alta tecnología de esas que Trump dice querer defender) y el principal tenedor mundial de bonos de la FED. Si Putin acepta el convite el mapa geopolítico actual puede cambiar sustancialmente, pero a su vez le generaría unos cuantos dolores de cabeza pues a partir de su acercamiento a China esta le ha aliviado parte de las penurias económicas con sus adquisiciones de productos industriales e inversiones, que posiblemente EEUU, con su propia economía todavía tratando de recuperarse de la crisis del 2008, no le puede asegurar que pueda reemplazar, con lo cual volvería la crisis y el descontento social que puede minar el apoyo al gobierno ruso y sus intenciones de ser un actor importante en las decisiones regionales y europeas.

    Por eso en el Kremlin -siempre desconfiados y reflexivos a la hora de la geopolítica- algunos ven la oferta de Trump como la estrategia del abrazo del oso, una oferta que puede ser interesante en lo inmediato pero en el mediano y largo plazo potencialmente puede significar más problemas que soluciones. Veremos como reacciona el impasible Putin, pero no sería raro que acepte el trato inicialmente para conseguir algunas ventajas y luego de eso el mismo sea papel pintado, aunque ambos líderes tienen similares razones para estar unidos por un espanto parecido. Veremos que nos depara el futuro como espectadores y víctimas de esta gente.

    Saludos. Ernesto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: