Noticias Recientes & Destacados

Quitan el arancel para la importación de computadoras

Posted by Mavec

El Gobierno nacional anunció este lunes la eliminación del arancel del 35 por ciento para la importación de computadoras, notebooks y tablets a partir de marzo de 2017, lo que pone en peligro el trabajo de 4.900 personas vinculadas al ensamblaje.

“El objetivo es reducir el precio y mejorar la calidad de los productos”, señaló el ministerio de Producción que conduce Francisco Cabrera, al tiempo que afirmó que con la medida “se beneficia de manera transversal a toda la economía al bajar el costo de un insumo básico, generando incentivos a la creación de empleos y emprendimientos”.
“Nuestro norte es la competitividad. La Argentina es el país de la región donde las computadoras son más caras por falta de competencia. Ese sobrecosto lo pagan todos los ciudadanos”, sostuvo el secretario de Comercio, Miguel Braun.

Más allá de declarar que “en tareas vinculadas al ensamblaje de computadoras y notebooks, hoy trabajan 4.900 personas”, el ministerio estimó que sólo “unos 1.000 trabajadores se verían afectados
(74% en Ciudad de Buenos Aires y provincia de Buenos Aires)”.

“Los ministerios de Trabajo y Producción están trabajando con los sindicatos, las empresas y los trabajadores para acompañar la transición con un plan que incluye: capacitación, seguro laboral y acuerdos con nuevos empleadores, donde el Estado cubrirá hasta el 50 por ciento del salario por un año”
, remarcó el parte de prensa.

Además el Ministerio de Producción sostuvo que “los trabajadores podrán participar voluntariamente del programa de transformación laboral para reorientar su carrera hacia los sectores más dinámicos, con demanda de empleo y oportunidades de competitividad genuina”.

En forma complementaria se anunció que se implementarán facilidades de financiamiento con programas de 18-24 cuotas para favorecer la compra de notebooks de ensamblado nacional.
Además el Estado adquirirá 250.000 notebooks para el Programa Conectar Igualdad.

El Ministerio de Producción indicó que “la Argentina es el país más caro de la región” en materia tecnológica y afirmó que “una computadora cuesta 80 por ciento más que en Colombia, 50 por ciento más que en Chile y casi el triple que en Estados Unidos (175%)”.

Fuente: http://www.minutouno.com
Anuncios

5 Comentarios en Quitan el arancel para la importación de computadoras

  1. Sería interesante que el ministro Cabrera explique detalladamente como es que esta medida ayudará a crear 15.000 nuevos puestos de trabajo, como lo ha declarado en la conferencia de prensa en la cual la anunció. Algun periodista de un medio afín quiso explicarlo por el lado del abaratamiento de precios que conlleva esta medida, pero aunque una empresa o comerciante que consiga una PC o tablet más barata no por ello va a contratar más empleados, en todo caso tendrá algún ahorro que irá a parar en forma diluida a otros sectores de la economía, por lo cual no se alcanza a generar el circulo virtuoso que termina generando empleo, pero que además ni siquiera tal ahorro incide de manera significativa sobre la competividad de la propia empresa, porque si esta no tiene el giro suficiente como para soportar la renovación de útiles, mucho menos estará dispuesta a generar un nuevo empleo con los $1000 a $5000 que se ahorre por única vez con tal renovación del equipo, es insignificante.

    En cambio, los perjuicios sí serán mayores ya que parte del valor agregado del producto -el del ensamblado- es transferido hacia los países productores, lo cual genera una mayor fuga de divisas, y el monto de esta fuga no es menor. Por ejemplo, entre noviembre de 2013 y diciembre de 2014 se habían importado desde China u$s 1.073.923.251 a precio FOB en componentes electrónicos, o sea el 12,59% de las importaciones argentinas desde ese país, sin incluir las importaciones del rubro desde otros paises. Los u$s 375 millones nominales de aranceles que esta importación hubiera generado (en realidad mucho menos porque una buena parte de estas importaciones llega amparadas con regímenes de promoción) ahora no se recaudarán, por lo cual ese monto que ahora el Estado deja de percibir no podrá contrabalancear en parte la demanda de los u$s 1074 millones que se necesitan para pagarle a los chinos tales importaciones, con lo cual debe resignar otras partidas del presupuesto, emitir moneda o endeudarse para obtener ese dinero, además que aunque la compra la haga y pague un privado la demanda sobre el dolar que esto implica impacta en el costo de la deuda en divisas ya asumida por el Estado, y en el nivel de precios al consumidor.

    Por lo expuesto es evidente que el pretendido “ahorro” que milagrosamente generará 15.000 nuevos puestos de trabajo al que refiere el ministro Cabrera en términos macroeconómicos no solo no existe, sino que además el efecto de esta medida será el contrario al buscado, solo acelera el desfinanciamiento del Estado, la pérdida del empleo, y la recesión imperante, además de la necesidad de mayor endeudamiento externo, y cuando este ya no siga siendo posible, la vuelta de una inflación galopante vía alta emisión y suba descontrolada del dólar, y un nuevo default, juicios por esto de los tenedores de deuda, renegociaciones de la misma con intervención del FMI y otros organismos internacionales y la mar en coche que nos van sumiendo aún más en el subdesarrollo económico y una dependencia política cada vez más acuciante.

    Lamentablemente, se trata de la misma película que ya vimos -y sufrimos- muchas veces en gobiernos de esta orientación económica.

    Saludos. Ernesto

  2. paypay@yahoo.com // 10 noviembre, 2016 en 10:49 pm // Responder

    Tal vez ahora compre notebook en Argentina, la última la compré en Santiago de Chile, más barata y de mejores prestaciones que lo que se conseguía acá. Zapatero a tus zapatos.

    Saludos.

    Marcelo.

    • Estimado Paypal, a principios de los 80, desde Uruguayana se podían traer TV color a 2 mangos, pero la consecuencia de ello fue la desaparición de la industria nacional de televisores, que por esas importaciones a precios de dumping no pudieron dar el salto hacia esa tecnología. Además, como esa política no solo se limitó a los electrodomésticos sino que el libre comercio se aplicó a todos los rubros de la actividad económica, el impacto fue tan mayúsculo que todos los días se cerraban fábricas, se habrían importadoras por doquier, y quedaban sin trabajo millones de personas en poco tiempo. Obviamente ello redujo la actividad económica a un minimo, con una fuerte necesidad de financiarse mediante crédictos del exterior. La consecuencia fué que poco tiempo después, antes de la guerra Malvinas, el precio del dolar se multiplicaba exponencialmente, y la tasa de inflación anual crecía a un ritmo de más del 2500%. Y esto en medio de una recesión que daba calambre. En los 90 tuvimos una remake de este esquema cuando se terminó de dilapidar el dinero de las privatizaciones, con el agravante de que el Estado ya no tenía ninguno de los resortes que le posibilitara articular alguna política efectiva de desarrollo, haciendo que todo explote en el 2001.

      Ahora se propone algo similar, también con nefastas consecuencias en el sector industrial nacional de electrónicos, y por ende en toda la cadena de servicios que depende de este. Además, con lo que ello implica para el desempleo en un sector geografico de nuestro país de alta sensibilidad estratégica.

      Por ello, en estos temas hay que ver el cuadro completo y no solo la conveniencia del consumidor, como en dilema de la Tragedia de los Comunes de Garrett Hardin nunca lo mejor para cada individuo termina siendo bueno para el conjunto, y menos cuando la estructura de costos de nuestro país nos hace imposible competir con los costos que manejan países en los cuales los productos industriales se fabrican por series que podrían abastecer varias veces a nuestro mercado interno, o bien que pagan su mano de obra con platos de arroz, o directamente utilizan esclavos para la producción.

      Ponernos a “competir” con ellos es tan descabellado como abrir indiscriminadamente la importación de esos productos, en ambos casos los perjuicios macroeconómicos para nuestra economía serían bastante serios. Lo que se debería haber hecho en este caso, si la sustitución de importaciones no era posible, era la baja de los aranceles para la importación de componentes que sean ensamblados por mano de obra local, ya que ello permite mantener fuentes de trabajo y la actividad económica dentro de nuestra economía y no en terceros paises.

      Con esto de “zapatero a tus zapatos” se entiende que deberíamos limitarnos a producir lo único que puede ser competitivo a nivel mundial, o sea la producción de granos como la soja que en nuestro país se consumen poco o nada, y que sirven de alimento a los cerdos de la China. Ello no solo nos retrotrae a un país con una estructura económica similar a la de la década de 1920, sino que también implica que nos estarían sobrando unos 35.000.000 de habitantes. Sería bueno que nos ilustre acerca de que podemos hacer con esa masa humana para posibilitar un modelo económico sustentable en el cual seamos “competitivos”. También se indique de que viviría nuestro país si el precio de esos commodities bajara, por ejemplo como posiblemente lo hará proximamente por una cosecha record en los EEUU. También recordemos que no podemos vivir eternamente de créditos externos, con solo tener que repagar los que se sacaron en el último año ya tenemos hipotecados por lo menos los siguientes 20 años.

      Saludos. Ernesto

    • El tema es que con esta medida la industria electronia argentina corre riesgos de desaparecer y quiza ya no tenmgas la opcion de comprar notebooks argentinas.
      En Tierra Del Fuego hay una gran preocupacion y descontento con las medidas en materia industrial que toma el gobierno, desde abrir importaciones indiscriminadamente sin un regimen proteccionista como el que utilizan todos los apises industriales, hasta este tipo de medidas arancelarias.
      Saludos.

      • Si este tipo de medidas se llegara a generalizar “en interés del consumidor” el resultado será claro: las notebooks estarán baratas, lo mismo que otros productos industriales, pero habrá tantos desocupados por pérdida de su fuente laboral frente a las importaciones que solo una pequeña porción de la población podrá comprarlas. Esta película ya la hemos visto y sufrido antes, con Martinez de Hoz, con Menem, y de la Rua, y sabemos lo mal que termina.

        Si se quieren resultados diferentes hay que hacer cosas distintas a las que se hacían entonces, sino solo estaremos condenados a repetir la historia.

        Saludos. Ernesto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: