Noticias Recientes & Destacados

La soberanía como “cuestión pendiente”

Posted by Mavec

ACUERDO PARA “REMOVER LOS OBSTACULOS” DEL CRECIMIENTO ECONOMICO DE LAS ISLAS MALVINAS

“Adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos”, señala el comunicado conjunto firmado por la canciller argentina, Susana Malcorra, y el vicecanciller británico, Alan Duncan, quien también participó del “mini Davos” organizado por el gobierno nacional.

El comunicado resalta el “espíritu positivo” para “para mejorar la cooperación en todos los asuntos del Atlántico Sur de interés recíproco” y menciona al incio que la soberanía es una “cuestión pendiente”.

En ese sentido, el informe señala que “la fórmula de soberanía del párrafo 2 de la Declaración Conjunta del 19 de octubre de 1989, se aplica al comunicado conjunto y a todas sus consecuencias”.

En materia de vuelos, ambos gobiernos “acordaron que serían establecidas conexiones aéreas adicionales entre las Islas Malvinas y terceros países” por lo que “acordaron el establecimiento de dos escalas adicionales mensuales en territorio continental argentino, una en cada dirección”, cuyos “detalles específicos serán definidos”.

Finalmente, los representantes de los dos gobiernos “expresaron su pleno apoyo al proceso de identificación de ADN con relación a los soldados argentinos no identificados sepultados en el cementerio de Darwin”.

“Las conversaciones sobre esta delicada cuestión humanitaria serán llevadas adelante en Ginebra sobre la base de una evaluación del Comité Internacional de la Cruz Roja, complementada por las conversaciones bilaterales que sean necesarias.

“Ambas partes acordaron que los deseos de las familias involucradas son de la mayor importancia”, dice la declaración y agrega que se acordó “establecer una fecha para una reunión más amplia a la mayor brevedad posible”.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar

Anuncios

12 Comentarios en La soberanía como “cuestión pendiente”

  1. Sigo insistiendo, esta reedición de los acuerdos de Madrid, como en los años 90, solo terminarán favoreciendo a la posición británica brindandole las bases para que las islas terminen su aislamiento y puedan sustentarse mejor con nuestros recursos y fomentar las conexiones de sus habitantes con las comunidades de otros países de la región, posibilitandoles estrechar vínculos a efectos de buscar apoyo en los mismos. Y encima con el trasfondo de un coqueteo de nuestra Canciller para lograr un puesto del cual cada vez está más lejos.

    Es un enorme error pensar que estas acciones tendrán alguna posibilidad de retrotraer la situación a lo acontecido hasta fines de la década de 1970, y mucho más lo es pensar que kelpers y británicos nada han aprendido de la experiencia de 1982 como para darnos alguna ventaja en cualquier negociación.

    Por ello hoy no nos es conveniente ni la vía militar ni la de negociacion con los usurpadores de nuestro territorio, solo el reclamo pacífico y sostenido acompañado de medidas que afecten los intereses políticos y económicos británicos en nuestro territorio podrán lograr algún efecto en el tiempo, al menos para no dejar caer nuestra posición reconociendo implícitamente -y hasta fomentando- actos posesorios por parte del usurpador.

    Recordemos que los actos posesorios en derecho -también en el internacional- son los que en una disputa jurídica terminan definiendo el dominio (o sea la propiedad) del bien disputado. Es tan determinante este punto a la estrategia británica en Malvinas que inclusive estos actos fueron la línea argumental principal del RU vencida por la representación Argentina en los debates previos a la emisión de la Resolución 2065 en el Comité de Descolonización, y en base a esa discusión nuestro país se mantuvo incólume a través de los distintos gobiernos en no fomentar tales actos posesorios de la contraparte británica, y paralelamente en favorecer los propios.

    Bajo esta premisa básica de la política de Estado se fomenta el Acuerdo de Comunicaciones de 1971, y hasta es motivo de argumentación exagerada por parte de la trasnochada Junta Militar para justificar el conflicto de 1982. El posterior gobierno democrático de Alfonsín siguió esa misma línea argumental hasta la llegada del menemismo, los acuerdos de Madrid con el “paraguas de soberanía”, y la demostración de ser un buen vecino con el usurpador de nuestra tierra regalandoles osos de peluche para distender. Después del desastre neoliberal del menemismo y la Alianza es el anterior gobierno kirchnerista quien retoma la línea de la política de Estado trazada en 1965, sosteniendo el reclamo y logrando ampliar el apoyo internacional a nuestra posición, y ahora el gobierno actual vuelve nuevamente a tirar todo por la borda con la vista en cuestiones menores y pasajeras como la candidatura de la Canciller, la supuesta llegada de inversiones prometidas por los británicos (inversiones que por cada $1 puestos aquí se llevan entre $50 y $100 de nuestros recursos naturales, con lo cual finalmente nos empobrecen aún más) y un dudoso apoyo internacional para el ingreso a organismos que solo convienen a los grandes dueños del gran capital económico pero que suponen penurias para el resto de nuestra población.

    A cambio de esas promesas en el aire reconocemos a esta gente su derecho a explotar nuestros recursos naturales, y les facilitamos la comunicación con el resto del continente para que puedan mejorar su estandar de vida, difundir su posición, y conseguir allí la mano de obra que necesitan para su desarrollo económico, nuevamente basado en el incremento de la explotación de nuestros recursos.

    Realmente si existiera un premio a la idiotez se le tendría que otorgar a nuestros funcionarios que están negociando este tipo de cosas, por no decir que merecerían ser juzgados por infame traición a la Patria junto a la clase dirigente que mira para otro lado por desinterés egoísta o complicidad corrupta, como también a quienes con la visión muy miope y cortoplacista de un estúpido sostienen torpemente que “el 50% de algo es mejor que el 100% de nada” sin ver que “el 50%” que se llevan los ingleses por este acuerdo es lo que necesitan para quedarse con el 100% de todo, o sea que les reconozcamos -aunque sea implícitamente- como válidos sus actos posesorios, y además se los fortalezcamos dandoles la posibilidad de hacerlos sustentables en el tiempo.

    Ni la sangre vertida por nuestra gente sirve para hacer que estos corruptos mercachifles usen la cabeza en vez de pensar con el bolsillo en su propio ombligo. Estan jugando torpemente con cosas que no tienen repuesto, y las determinaciones que tomen ahora por su genuflexo colonialismo mental anglófilo terminarán impactando negativamente en nuestras genaraciones futuras.

    Mis disculpas por el tono poco medido y hasta chabacano de esta intervención pero es exasperante comprobar como se es capaz de ceder soberanía, y encima a cambio de nada, sin que a la mayor parte de la población se le mueva un pelo. Este tipo de actitudes no me causan mucha esperanza sobre la posibilidad de un futuro en el cual este país merezca ser vivido, pareciera que vamos aceleradamente y sin escalas a asegurarnos de transformar este gran país en un estado bananero.

    Saludos. Ernesto

  2. ¿Qué desean Argentina?

    Para unilateralmente y sin debate, el anexo de Malvinas, Georgia del Sur y Sandwich del Sur.

    Estos son realmente dos cuestiones diferentes como la Argentina sólo reivindica Georgia del Sur en 1927 y las Islas Sandwich del Sur en 1938 y que son inventos del siglo 20 por una nación territorialmente expansionista. El Reino Unido había afirmado Georgia del Sur en 1775 y las Islas Sandwich del Sur en 1908.

    ¿Qué opciones tiene Argentina para conseguir las Malvinas?

    Fuerza militar.

    Muy poco probable / imposible en el corto y medio plazo debido a la falta de medios y la capacidad. También es ilegal bajo la Constitución argentina.

    Legal.

    Argentina podría llevar su caso legal de la Corte Internacional de Justicia, pero ella se niega a. A pesar de afirmar un caso legal brillante que nunca se utiliza. El riesgo de fracaso es demasiado grande para cualquier gobierno argentino.

    Arbitraje.

    Similar al uso de la ley internacional y tampoco nunca sugerida por Argentina. El riesgo de fracaso es demasiado grande para cualquier gobierno argentino y tiene un historial de rechazar el arbitraje después de que iba en contra de sus ambiciones territoriales.

    El aislamiento de las islas para obligarlos a someterse a la anexión de Argentina.

    Esto se ha intentado por los gobiernos Kirchner, pero fue un fracaso y empujó las islas lejos de la Argentina y el Reino Unido para volver a comprometerse con la autodeterminación. ¿Cuánta presión es lo que tiene que poner a la gente para hacerlos salir de su casa y en el que han vivido durante generaciones? Argentina no tiene la capacidad diplomática, económica o militar para aislar por completo las islas.

    La demostración de los beneficios de la unión con Argentina.

    las relaciones mejores y más estrechas podrían conducir a la participación argentina en las islas más tal como se ve antes de 1982, que eventualmente podría conducir a algún tipo de acuerdo o contrato. Si la población total tenía doble ciudadanía formal del Reino Unido y Argentina, hubo un buen nivel de endogamia, no hay restricciones sobre los viajes y había educativa, cultural y enlaces de negocios a continuación, algunos cambios podría ser posible o probable

    La presión internacional sobre el Reino Unido para forzar un acuerdo.

    A pesar de la propaganda, América del Sur y la comunidad internacional en general no se preocupan por el tema suficiente para poner ninguna presión real en el Reino Unido.

    Utilice de las Naciones Unidas.

    Argentina podría llevar el tema a la Asamblea General para ejercer presión sobre el Reino Unido para llegar a un acuerdo. El Reino Unido no podría vetar esto pero se requeriría un extenso trabajo diplomático por la Argentina para un problema que nadie realmente le importa y que no es una vida o la muerte / guerra o tema de la paz. El Reino Unido – a diferencia de Argentina – en realidad tiene responsabilidades a la gente de las islas y no puede hacer lo que quiera con el pueblo o la tierra.

    Cara a cara conversaciones con el Reino Unido.

    Argentina se ofreció estos, pero los rechazó. Todavía es posible pero requiere coraje político de un gobierno argentino.

    Las conversaciones directas con los isleños.

    Estos han sucedido en el pasado y podría ser una manera de avanzar en el tema pero requieren coraje político de un gobierno argentino.

    Asentamientos como parte de un acuerdo más amplio.

    Argentina no tiene suficiente influencia o el poder de presentar una resolución forzada de la cuestión en un paquete de otras ofertas con el Reino Unido.

    paraguas de soberanía.

    Probablemente imposible ahora, debido a los gobiernos Kirchner pero si Argentina podría ofrecer beneficios reales y tangibles a los isleños a continuación, algo tal vez puede ser posible.

    soberanía compartida o un acuerdo similar.

    Ilegal en virtud de la constitución argentina.

    Actualmente toda la Argentina ofrece es la anexión anti-democrática, la ocupación militar y la aniquilación cultural e histórico total en un país extranjero hostil que nunca ha tenido mucha participación en las islas. No es una buena oferta y se rechaza con razón.

    • demandas pacíficas sostenidos y acompañados de medidas que afectan a los intereses políticos y económicos británicos en la Argentina nunca progresará el orden del día. Los Kirchner fueron los más rabiosos y agresiva sobre este tema en años, y lo hicieron ellos con todos sus medidas logran? Nada. Menos que nada, ya que estaban profundamente contraproducente y ahora Argentina está tratando de volver a lo que era en su lugar antes de Nestor llegó al poder. Argentina no tiene el poder económico o diplomático para que el Reino Unido abandone las islas y sus obligaciones y responsabilidades de los isleños. El Reino Unido puede ser perfectamente feliz con un mínimo de relaciones económicas y diplomáticas con Argentina, aunque creo que a muchos les gustaría enlaces mayores y mejores.

      ¿Cuándo Argentina tiene una mayor participación, más actividad y más relación con las Islas? Bajo una política de cooperación y desarrollo? O en virtud de una política de aislamiento y la agresión? La junta en el año 1981 tenía una mejor conexión con las islas que el gobierno democrático de 2016. Piense en eso.

  3. Butch, Ud. tiene mucho de Goebbels, con eso de “miente, miente, miente que algo quedará”.

    A pesar de que comprendo que mucho que lo que dice lo expresa desde su posición de ciudadano británico le pido por favor que no tergiverse los hechos para hacernos creer que nuestro reclamo es injusto y o que nunca podrá perfeccionarse, vaya con su propaganda goebbeliana a otra parte. Que existan traidores y cipayos en nuestro gobierno no implica que pueda convencer a un pueblo que sabe y siente lo inexorable de la natural relación de Malvinas con nuestro territorio. Uds. en las islas aprendieron de 1982, pero algunos aquí también lo hicimos y sabemos en que a los habitantes de las islas y los británicos no hay que confiarles nada, no lo hacemos, ni lo haremos a futuro.

    Para comenzar a desenmascarar sus mentiras, creo que es claro para todos que la única potencia expansionista aquí es el Reino Unido, que desalojó por la fuerza a la población de las Provincias Unidas de las islas e implantó a su propia población, como lo hicieron en las islas Chagos en el siglo XX. Si eso no es expansionismo imperialista no entiendo entonces cual sería el caso. Recuerde que por sus propios medios en su momento los británicos habían abandonado Port Howard, y sin chistar ante nadie, y cuando los colonizadores de las Provincias Unidas desembarcan en las islas las mismas se encontraban deshabitadas de ingleses desde hacía más de 80 años. Al menos cuando nos desalojaron por la fuerza en 1833 se hizo el correspondiente reclamo ante el gobierno inglés, cosa que Uds. no hicieron nunca al abandonar Howard. Es decir, aquí por pleno derecho hay un claro invasor que usurpó el territorio de otro estado soberano.

    El reclamo sobre las Georgias y Sandwich del Sur lo incluye el mismo RU cuando declara que estas islas eran parte del territorio de ultramar de Malvinas y, por ende, las incluyen en el conflicto con la intención de entorpecer el reclamo argentino. Si se fija el texto de la Resolucion 2065 (XX) va a notar que el mismo se centra solo en la cuestión de Malvinas, pero al intentar incluir luego el RU a esas islas para entorpecer las negociaciones, da el pie que la Junta Militar estaba buscando para justificar el desembarco en Malvinas a partir del incidente en las Georgias, pues hasta ese momento el reclamo y gestión diplomática sobre aquellas islas se llevaba por separado. Esta postura tanto británica como de la Junta Militar es la que en ese entonces es rechazada en la ONU, insistiendose en la vigencia de la Resolución 2065 y en retrotraer la situación a la existente antes del conflicto, cuestión que el RU hasta el momento sistemáticamente se niega a cumplir solo basado en su posición de miembro permanente del Consejo de Seguridad. Es decir, quien se niega a dialogar como lo establece la ONU es el RU, no la Argentina.

    Sobre las Georgias, el primer documento fidedigno corresponde a un español de 1756, Gregorio Jerez, que la bautiza con el nombre de San Pedro, toponimia que se refleja hasta la actualidad. Es decir, 20 años antes de ser reclamadas por Cook ya lo habían sido por parte de España. Cook desembarcó, reclamó la tierra para la Corona desconociendo que la misma ya tenía dueño, al rato volvió a embarcar y se fué para siempre, quedando las islas deshabitadas hasta 1904, cuando se establece la primer población estable en San Pedro a través de La Compañía Argentina de Pesca. Cuando esta firma deja de operar, las islas vuelven a estar nuevamente deshabitadas hasta 1982, en donde queda una pequeña guarnición británica después de desalojar a la misión argentina. Esa guarnición abandona nuevamente las islas en el año 2000, y desde entonces esas islas siguen deshabitadas, demostrando el escaso interés británico en las mismas.

    En las Sandwich del Sur esta falta de antecedentes posesorios ingleses es todavía más patente. Si bien el primer avistaje de las mismas se atribuye a Cook en 1775 sin que desembarque en ellas ni las reclame, no fue hasta 1819 que el ruso Bellingshausen desembarca en ellas y les da nombre a varias islas. El primer establecimiento estable es argentino, el Refugio Teniente Esquivel de la ARA fundado en 1955, que luego debe ser abandonado por un erupción volcánica. De nuevo deshabitadas, en 1976 se vuelve a instalar en forma estable la Armada Argentina en la Estación Corbeta Uruguay, hasta que la misma es desalojada por tropas inglesas en la guerra de 1982. Desde entonces las islas están nuevamente deshabitadas. Es evidente que argentinos y rusos tienen en este caso mucho mejores argumentos que los británicos para reclamar soberanía.

    La única cuestión que tiene para demostrar el RU en el caso de estas islas esto es haberlas incluido unilateralmente como propias en su propia cartografía, cuestión anómala e infantil que el Canciller argentino les dejó bien en claro en 1955 al denegar el intento de pasar el tema al Tribunal Internacional de Justicia. Es decir, si el RU no había hecho en ellas ningún acto posesorio y sí lo había hecho la Argentina entonces no hay nada que someter a opinión, juicio o arbitraje de nadie, la posesión pacífica, contínua y pública es la que otorga derecho y no solo la simple declamación ni la usurpación tras el desalojo forzoso de sus legítimos habitantes, y por ende el derecho estaba -y sigue estando- fuera de toda discusión del lado argentino. Si tenía dudas del porqué, esta es la razón por la cual es inadmisible el arbitraje internacional en este caso, acceder al mismo es una afrenta y peligroso antecedente a la seguridad jurídica que debe regir la relación entre países, pues en caso contrario bastaría con que un Estado elabore un mapa atribuyendose un territorio ajeno y nombre un funcionario como gobernador para el mismo para reclamar derecho sobre esa tierra, o sea una locura inadmisible para cualquier tribunal serio en el mundo.

    Por el contrario, la postura argentina está basada en bases tan sólidas que al RU solo le queda el recurso del uso de la fuerza para contrarestarlas. Ud. es consciente de ello y por tal razón, en cuanto a las opciones disponibles, ubica su discurso en el “sean amigos o se perjudicarán” tratando de amedrentarnos, como lo hicieron su sonriente vicecanciller y nuestro gobierno anglófilo en estos días. Pero no se pongan tan contentos, este es el gobierno más anglófilo que Argentina puede soportar, y una vez que se vayan van a volver a tener problemas, si es que antes alguien no les termina escupiendo el asado pidiendo que lo firmado sea ratificado ante el Congreso Nacional, como manda nuestra Carta Magna.

    Aún durante el kircherismo se lograron apoyos impensados para la postura argentina, entre ellos estados del Commonwealth que históricamente estuvieron alineados a Inglaterra en este tema, y eso demuestra la justeza de nuestro reclamo y la efectividad de la política de Estado trazada en 1965, a la que los gobiernos neoliberales y dependientes de la City de Londres -como el de Menem, la Alianza o Macri- quieren infructuosamente archivar, porque lo han intentado muchas veces y han fracasado en todas. Cualquiera de las opciones políticas para suceder a este gobierno, salvo Massa en su persona pero no en muchos de su partido, tienen en claro que la línea a seguir es la del reclamo firme y con menor cantidad de concesiones, como lo hicieron en España por el Peñón de Gibraltar hasta lograr el acuerdo de 2002 (cuestión que de paso muestra a las claras que es el RU quien borra con el codo lo que escribe con la mano en el orden diplomático, dejando sin efectos todos los acuerdos que firma, como el de 2002 en este caso). En Chagos, ni aún expulsando a sus habitantes han podido acallarlos y también han logrado una resolución a su favor, lo que demuestra que en cuestiones diplomáticas la única lucha que se pierde es la que se abandona, y le garantizo que Argentina a esta no la va a abandonar.

    Así es la cuestión, a nosotros nos asiste la razón y el derecho, a Uds. solo la fuerza militar y la de la extorsión, y por eso sistemáticamente se niegan a sentarse a negociar en los términos de la Resolución 2065, en forma bilateral y teniendo en cuenta los intereses de los isleños, ya que hacerlo significaría volver a reconocer la situación colonial como lo ha hecho esa misma Resolución y el reciente referendo en las islas. El mundo cambia permanentemente, y así como hoy el RU defiende estas posesiones, en 10, 20, 50 100, 200, 300 años, o los siglos que hagan falta, esa situación arcaica y antinatural no podrá seguir siendo sustentada, solo es cuestión de tiempo, el cual juega a nuestro favor si no hacemos demasiadas concesiones torpes como la que intenta este gobierno apátrida. Pero finalmente llegará el día en la cual tener una base de despliegue cerca de un paso marítimo o interoceánico no sea importante, y ese día tanto Malvinas como Gibraltar volverán a casa sin demasiado trámite.

    Por lo tanto mi estimado, guardese sus argumentos que intentan desmoralizarnos para mejor ocasión, o para esgrimirlos en lugares en donde no se conozca el tema o la tramposa naturaleza del enemigo inglés y de sus súbditos isleños, que en su momento serán abandonados a su suerte y seguramente entonces nuestra tierra los acogerá amigablemente. No amedrentan sus amenazas de ruptura comercial o diplomática, y ni siquiera la posible independencia de los isleños, serían los mejores favores que pudieran hacernos para fortalecer aún más nuestro reclamo. Entiendo que como ciudadano del decadente Imperio Ud. aboga por el derecho que dá la fuerza, pero dejeme advertirle que la población del mundo cada vez es menos tolerante a ese tipo arcaico de dominación, y se valoriza cada vez más entre los publos el derecho violentado de las víctimas de atropellos. Todas las potencias están tomando nota de ello, y el Reino Unido y sus colonias no deberían ser la excepción antes que sea demasiado tarde.

    Saludos. Ernesto

    • Hola Ernesto,

      ¿Le resulta opiniones y hechos que no son lo que le han dicho que crean tan ofensivo? Notable. El hecho de que repita inmediatamente mentiras bien conocidos y cometer errores es aún más interesante basado en los comentarios sus ‘Goebbels, pero me perdona el intento de un insulto.

      “Sentir la relación Malvinas naturales inexorable con nuestro territorio.”

      Esto es lo que es tan extraño e interesante. La historia demuestra claramente muy poca participación argentina con las islas. Y, sin embargo tantos argentinos creen que ellos personalmente y su nación tiene una conexión con las islas. ¿Por qué tantos argentinos sienten una especial relación con las islas que su nación ha tenido tan poca participación en?

      Sí, el Reino Unido ha sido imperialista y expansionista. No se puede negar eso. Pero mira un mapa de Argentina en 1816 y uno en 2016 – ver cómo sus fronteras se han expandido? Ver cómo se afirma aún más tierra más allá de las fronteras de 2016. Es evidente que los hechos demuestran Argentina es territorialmente expansionista. Eso es indiscutible para cualquiera que esté familiarizado con la historia argentina. La Campaña del Desierto. Tomando la Patagonia. Tierras tomadas fuera de Paraguay después de una guerra devastadora. Reclama a la Antártida. Reclamaciones a Islas del Atlántico Sur. La controversia del Canal Beagle. La expansión territorial.

      “Que desalojaron por la fuerza a la población de las provincias unidas de las islas … cuando fuimos expulsados por la fuerza en 1833 … el desalojo forzoso de sus legítimos habitantes, ‘

      Estos son mentiras Ernesto. mentiras simple y llanamente. No se utilizó la fuerza en 1833 – Pinedo justo a la izquierda – y la población nunca fue desalojada de las islas. Si hubieran sido desalojadas cómo era Gaucho Rivero allí? Quienes eran las personas en su banda? ¿Quién era la gente que asesinó? Usted claramente no sabes ni la más básica de datos sobre la situación y su historia. También está equivocado acerca de Chagos como ninguna población fue implantado en las islas después de retirar esa población. Estos son hechos muy simples que se equivoque. Usted sabe que no hay colonos argentinos sobre las Malvinas de 1833 había estado allí durante más de unos pocos años? Todos estaban muy recientes llegadas.

      Argentina añadió SG y SSI con la reivindicación de su Malvinas para tratar de darles legitimidad, ya que son la expansión imperialista desnudo. El Reino Unido había intentado tomar la SG y la emisión de SSI a la Corte Internacional de Justicia, pero Argentina se negó a asistir.

      ¿Cuándo utilizar el Reino Unido, la SG y la emisión de SSI para obstruir las negociaciones sobre las Malvinas de?

      El Reino Unido ofreció conversaciones recientemente. Argentina se negó. FIG ofreció conversaciones. Argentina se negó. Hubo conversaciones entre el Reino Unido y Argentina por décadas e incluso el gobierno de Thatcher tenido conversaciones con Argentina, pero Argentina respondió con una invasión inútil e ilegal. La posición del Reino Unido como miembro permanente del Consejo de Seguridad no impide conversaciones o negociaciones.

      CAP operado bajo el dominio británico y SG era bien conocido como británica como habían establecido un magistrado y una oficina de correos en la isla. España nunca descartó las islas o intentó. Argentina estaba contento con eso, hasta que de pronto inventó un reclamo a las islas desde el aire .. Una vez más, Argentina estaba siendo territorialmente expansionista. Una vez más su ignorancia de los hechos que hace que repetir mentiras, ya que había un equipo británico Antarctic Survey en SG. La guarnición fue enviado en respuesta a las acciones argentinas y luego fue atacado por las fuerzas de invasión argentina. Hoy en día existe en general británica personal Antarctic Survey presente, el personal del museo y otros funcionarios británicos presentes durante todo el año. El hecho de que no hay población permanente / indígenas es totalmente irrelevante.

      “En el desplazamiento Sandwich del Sur esta falta de historia Inglés es aún más evidente. ‘

      Pero la historia británica es todavía mucho más antiguo y mucho más establecidos de la historia argentina. ¿Por qué no se opuso Argentina cuando el Reino Unido se anexionó SSI? Estación Corbeta Uruguay fue una base militar ilegal y encubierta. Teniente Esquivel era también una base ilegal. Ambos fueron establecidos para tratar de progresar las reivindicaciones territoriales argentinos de ficción. Ambos eran completos fracasos. bases secretas si el Brasil había construido en la Argentina que hacer las piezas de Argentina brasileña? Por supuesto no.

      Como tanto de la SG y las declaraciones de SSI hacen muy claro, el Reino Unido afirmó SG y SSI mucho antes de que Argentina y Argentina no le importaba u objeto. Entonces, de repente se inventó una demanda para ellos. expansionismo territorial argentina. el imperialismo argentino. Innegable.

      El Reino Unido ha tenido la posesión pacífica, continua y pública, SG y SSI de las Malvinas por un tiempo muy largo. bases ilegales establecieron secretamente no cuentan.

      “… Por lo tanto, la ley ha sido y sigue siendo aquí– fuera de la cuestión en el lado argentino …”

      Entonces, ¿por qué Argentina no utilice nunca – se niegan a usar – la ley para resolver el problema?

      No tiene una respuesta razonable por la falta de Argentina sugiriendo / apoyo arbitraje internacional. Todos sabemos que Argentina reivindica SG, SSI y de las Malvinas mucho después de que el Reino Unido había hecho y por lo que su ejemplo no funciona aquí. De hecho, es todo lo contrario – es Argentina, que ha tratado de ‘dibujar un mapa atribuir un territorio extranjero y un nombre oficial para sí mismo como gobernador para reclamar derechos sobre la tierra’, no el Reino Unido.

      “Por el contrario, la posición de Argentina se basa en fundamentos tan sólidos …”

      ¿Por qué es un fracaso total y completa? ¿Por qué Argentina demasiado miedo de usar la corte internacional? Thjsi es una cuestión muy grave que a menudo parece no tener respuesta por argentinos. Sí, usted cree esto. Pero también se cree mentiras conocidas.

      ‘Que el Reino Unido sólo se recurre al uso de la fuerza ”

      Esto es una mentira. El Reino Unido no ha utilizado la fuerza en las Islas. No desde 1982, respondiendo a la agresión argentinas.

      “Incluso durante el apoyo inimaginable kircherismo para Argentina postura, incluyendo estados de la Commonwealth históricamente fueron alineados a Inglaterra sobre este tema se han alcanzado …”

      Y lo logró esto? Esencialmente cero. Nada. En realidad, nadie se preocupa.

      “… Y que demuestra la exactitud de nuestro reclamo …”

      No, no lo hace, eso es algo absurdo decir. La popularidad no es igual a la legitimidad o corrección.

      “… Y la eficacia de la política de Estado, elaborado en 1965 …”

      Pero esa política no ha sido un éxito o eficaz. Ha sido un fracaso total y completa.

      “… Que la línea a seguir es el de una fuerte demanda y un menor número de concesiones …”

      Lo que se ha logrado? Nada. Cero. Un humillante fracaso total. Mira de nuevo y pensar – ¿cuándo Argentina tiene la mayor participación y más acceso a las islas? Bajo la confrontación? O en virtud de la cooperación? Hubo funcionarios argentinos en las islas menores de la cooperación o bajo confrontación? Hubo conversaciones anglo argentinos marco de la cooperación o bajo confrontación? La historia demuestra que seas mal, una vez más.

      ¿Qué hizo el acuerdo de Gibraltar 2002 hacer o lograr?

      Teniendo en cuenta los intereses de los isleños significa que no hay anexión o la soberanía argentina, ya que es claro y evidente que no les conviene ser gobernados por Argentina. En virtud de 2065, la Argentina no puede anexar las islas.

      ‘Es sólo una cuestión de tiempo, que trabaja a nuestro favor’

      Esta es la política de la pereza. El indolente. Perezoso. Se supone que un día desconocido en el futuro desconocido, alguien más lo hará todo el trabajo por Argentina y Argentina dará lo que quiere. pura pereza para explicar por qué la Argentina no necesita hacer nada y alguien más va a hacer el trabajo duro. Uno espera que el futuro será mejor, pero no está preparado para tomar cualquier acción para que esto suceda. Perezoso. ¿Funciona la vez para la Argentina? Las disposiciones constitucionales sobre las islas han cambiado, su democracia crece al igual que sus relaciones con otros estados y su economía. Se enfrentan a muchos retos, pero se están desarrollando con claridad. No hay nada arcaico y poco natural por la situación.

      Ten un excelente fin de semana. Tal vez tratar de educar acerca de los hechos y la historia de la cuestión para que no continúe decir mentiras.

      Disculpas por los pobres españoles.

      • Veo que sigue intentando sembrar la calumnia para sustentar su posición, ahora queda más patente su intencionalidad por el “miente, miente, miente que algo quedará”, acompañado de la habitual siembra de cizaña a fin de “dividir para reinar”.

        Vamos por puntos:

        1) Los argentinos tenemos una conexión particular y personal con las islas porque son territorio irredento del cual fuimos arteramente desalojados por la fuerza por la misma potencia invasora de 1806 y 1807 o que fueron partícipes del bloqueo de nuestros ríos entre 1845 y 1850, o que han sembrado cizaña entre los pueblos americanos para fomentar eso del “divide y reinarás”. Si hubieran venido a habitar y trabajar en paz como lo han hecho muchas otras colectividades en todo nuestro territorio no tendríamos ningún problema en recibirlos con los brazos abiertos, pues desde la fundación de nuestra patria las Provincias Unidas eran una tierra abierta para “todos los americanos” y aún para “toda la humanidad”, como lo han proclamado los fundadores de la patria en reiteradas ocasiones. Para eso se hizo la revolución independentista, y si nos liberamos del coloniaje español no fue para que otro imperio venga a ocupar su lugar, y menos aun por medio de la fuerza ¿esta claro?, nuestra pretensión es ser independientes y no una colonia, y el mismo Juan Manuel de Rosas -gran amigo de mercaderes británicos- no dudó en combatir contra ese imperio con todos los medios disponibles cuando fué el bloqueo anglofrancés, tal vez eso le ayude a entender algunas formas de nuestro sentir, y mucho más aún cuando la sangre y espíritu de nuestros soldados han regado las islas. Por las buenas damos todo, por las malas es diferente, eso resume nuestro sentir.

        Y es también falso que no hubiera una relación de nuestros habitantes con las islas Malvinas, aún cuando mucha de su toponimia todavía lleva los nombres castellanos o derivados de los mismos desde 1829. Las huellas de la presencia de los habitantes de nuestro país están por toda las islas, y particularmente en Soledad.

        2) Lo invito a que estudie el mapa de 1816 con todo el territorio de la Patagonia de las Provincias Unidas allende los Andes (actualmente parte del territorio de Chile), la Banda Oriental (hoy Uruguay) y el Gran Chaco (parte de el mismo hoy integrando Paraguay y Brasil), o las provincias del Alto Perú (hoy parte de Bolivia) para ver que lo que afirma sobre nuestra vocación expansionista es una inmensa patraña, ya que la situación es justamente la inversa, hemos cedido muchísimo más territorio del cual hemos recibido como continuadores naturales del Virreynato del Río de la Plata en 1810.

        Y si se atreve a ver un mapa del Virreynato, va a notar que desde el territorio de ese Virreynato, del cual las Provincias Unidas fueron continuadoras en derecho, se han formado las hermanas repúblicas de Chile (ampliando el asignado a su Capitanía), Paraguay, Uruguay, Bolivia, y hasta los brasileños (con la influencia inglesa detras) se han dado el lujo de quedarse con gran parte de las Misiones a partir de la invasión de sus Bandeirantes, territorio que hoy conforma la mayor parte de sus estados de Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul, como lo demuestra hasta hoy su toponimia castellana y hasta la denomación de sus “gaúchos”. Así que el “expansionismo” argentino solo queda en su paranoia de subdito ingles, a los que le vale aquello de “el ladrón ve a todos de su condición”.

        Dicho sea de paso, la Patagonia no era un “desierto” ni “tierra de nadie” sino parte del Virreynato del Rio de la Plata -y por ende de las Provincias Unidas- que estaba poblada por tribus de aborígenes que -aún bajo un gobierno autónomo- tenían trato con el gobierno central y hasta prestaron hombres para sus campañas libertadoras (el caso del acuerdo de San Martín con los caciques cuyanos y del Comahue antes del cruce a Chile es paradigmático). Esa relación de autonomía dentro de un modelo plurinacional -como lo eran fundacionalmente las Provincias Unidas- siguió hasta fines de 1870, en la cual el gobierno de entonces busca construir una única nacionalidad argentina basada en el modelo europeo, y de acuerdo al mismo integrar esos territorios para repartirlos entre colonizadores (extranjeros y de europa anglosajona la mayor parte de ellos) y para eso debe terminar con el modus vivendi indígena, que no reconocía otro tipo de propiedad que no sea la colectiva. Pero para cuando eso sucedió hacía mucho que las Malvinas habían sido ususrpadas por la acción norteamericana e inglesa de 1833.

        La Guerra de la Triple Alianza de Argentina, Brasil y Uruguay contra el Paraguay librada entre 1865 y 1870 tuvo el inconfundible sello de la diplomacia inglesa tras su intento de terminar con un “mal ejemplo” como lo era un Paraguay libre de influencia inglesa, como en 1852 lo habían hecho sumando su apoyo para derrocar a Rosas cuando este toma una posición también independiente de las grandes potencias luego del bloqueo anglofrancés. Esto no fué solo en América del Sur, sino que lo mismo -y hasta con los mismos personeros como Garibaldi- usaron su influjo para terminar en 1860 con el Reino de las Dos Sicilias en el sur italiano, por ser también un floreciente estado independiente del influjo inglés que podría opacar a los intentos coloniales británicos. Pero aún así es totalmente falso que en esa guerra Argentina haya sido expansionista, pues la pequeña parte del territorio que tomó sobre el Bermejo era parte del territorio de las Provincias Unidas que no formaba parte del territorio original del Paraguay, que al fundarse comprendía solo el sector del río de ese nombre hacia el este. Es decir, en todo caso, eran los paraguayos quienes habían ampliado a costa de nuestro territorio sus límites originales.

        Sobre los reclamos a la Antártida su caradurismo sin sentido y falaz es impresionante, porque con ese mismo criterio las decenas de los países que reclaman parte del territorio de ese continente o alguna participación en el mismo serían expansionistas, lo cual desde el vamos es un razonamiento descabellado. Y de lo del conflicto por el Beagle mejor ni hablar, porque casi vamos a una guerra por el laudo inaceptable de la Corona británica, que insidiosamente y a sabiendas de las nefastas consecuencias para nuestros pueblos permitía avanzar a Chile sobre el Atlántico quebrantando a todas luces el principio de demarcación históricamente establecido entre ambos estados bajo el lema de “Argentina en el Atlántico y Chile en el Pacífico”, la disputa era por un tema mucho más amplio y complejo que solo por 3 islotes insignificantes, básicamente estaba centrado en el tema de la proyección marítima pretendida por Chile sobre el Atlántico Sud, postura apoyada por el Reino Unido para garantizar su histórica estrategia de que ningún país controle por si mismo un paso oceánico y de crear conflicto entre esos estados ribereños para asegurarse que al menos uno de ellos siempre responda a los intereses británicos, el famoso “divide y reinarás” al cual los latinoamericanos estamos ya más que acostumbrados.

        Asi que si hay alguien que ejerce la expansión territorial es el Reino Unido, que usurpa nuestras islas desde 1833 a la fecha.

        Es llamativo que diga que no hubo desalojo por la fuerza de nuestros colonos luego de que una fragata norteamericana -la USS Lexington- en acto de guerra destruyera las defensas de las islas en 1831 y luego en 1833 una nave británica -la HMS Clio- terminara de consumar la invasión con la cobarde actitud de Pinedo, que como justificativo tiene el no haber dispuesto de una fuerza suficiente de hombres como para hacerle frente frente a la superioridad militar del invasor británico. Como atenuante hay que mencionar que en las islas vivian también muchas de las familias de esos militares, por lo cual luchar en inferioridad de condiciones hubiera representado también un peligro para sus vidas. Pero lo cierto es que en la Sarandí partieron la mayor parte de los argentinos, quedando en las islas solo algunos extranjeros que fueron originalmente con Vernet y unos pocos gauchos como mano de obra para tareas rurales, en su mayoría charrúas, y entre ellos el famoso gaucho Rivero, que por sus rasgos y origen había sido asimilado a ese grupo aborigen. Esos aborígenes acriollados utilizados como bestias de trabajo por su capataz francés eran quienes conformaban su grupo de resistencia, y no “asesinó” a nadie sino que mató combatiendo en inferioridad de condiciones por nuestra soberanía, y aún así logró retener por un tiempo el control de parte de las islas en nombre de Buenos Aires, izando como demostración de los motivos patrióticos de su accionar el pabellón nacional en lugar del inglés. Eso es algo recurrente en nuestra historia, el pueblo simple y analfabeto tiene siempre un sentimiento nacional mucho más desarrollado que el de los oficiales militares de alcurnia, casi siempre educados bajo valores anglófilos (u hoy norteamericanos). Esta es la única garantía que tenemos de no cejar en la lucha por el territorio que nos pertenece, porque si fuera por nuestra clase dirigente …. a las conversaciones entreguistas actuales me remito para evitar mayores explicaciones.

        Sobre Chagos: ¿haber trasladado a todos sus pobladores de manera forzosa y construir una base aérea (la de Diego García) en su lugar es algo falso? ¿porque no lee las causas judiciales planteadas por los desplazados y las Resolucion de la ONU al respecto para ver quien miente?

        3) Argentina siempre trató el tema del reclamo por soberanía por Sandwich del Sur y Georgias del Sur en forma separada a la de la cuestión de Malvinas, y a la prueba que constituye la Resolución 2065 (XX) de 1965 me remito para que esto quede bien claro. Nuestra diplomacia siempre ha entendido que estos casos eran de naturaleza distinta a la de Malvinas, pues en Georgias del Sur y Sandwich del Sur la presencia argentina era inconstrastable frente a la ausencia real en el territorio que demostrara el Reino Unido más allá de señalar esas islas en sus mapas como propias. Fué el Reino Unido quien -ante la ausencia de argumentos para justificar su reclamo- siempre quiso asimilar a las mismas como dependencias de Malvinas, impidiendo con ello que esa cuestión se salde favorablemente para Argentina antes de resolver el conflicto por Malvinas.

        Lo de la Corte Internacional de Justicia ya se lo contesté antes, no tiene sentido ir allí cuando claramente el reclamo de la contraparte es infundado, como lo es el del Reino Unido. Aceptar un laudo, juicio o arbitraje en esos términos equivale a reconocer implícitamente un posible derecho que a todas luces Gran Bretaña no posee. Es el RU quien debe demostrar con hechos palpables su posesión pública, pacífica y contínua en estos casos, y en eso, como se los dijo nuestro Canciller en 1955, están muy flojos de papeles, pues alli nunca han hecho nada que demuestre algo de ello, como si lo hizo Argentina.

        4) Sobre el tema conversaciones, las que ofrece Reino Unido no tienen nada que ver con la letra y el espíritu de la Resolución 2065, que es la que dice a las partes en que condiciones se deben dar las mismas. Toda negociación emprendida por el gobierno británico desde entonces solo ha sido para entorpecer el proceso de reconocimiento de soberanía argentina, lo cual implicitamente han reconocido al ofrecernos la soberanía compartida, cosa que si estuvieran tan seguros de su posición jamás hubieran hecho.

        Por otra parte la Flaklands Islands Company es una firma privada, o peor, paraestatal ligada al gobierno inglés, y por lo tanto no cumple la mínima condición para ser parte en ninguna conversación, mucho menos cuando la 2065 dice claramente que estas charlas deben darse de forma bilateral entre los gobiernos argentino y británico atendiendo al interés de sus habitantes (aclaremos que “intereses” no tienen nada que ver con “deseos”). Y si el deseo de los habitantes es ser subditos ingleses, ellos mismos se están poniendo del lado de una de las partes y por no tienen ninguna legimitimidad para pedir ser una tercera parte neutral.

        El falso que RU no haya utilizado su influencia en el Consejo de Seguridad para trabar negociaciones, lo ha hecho todo el tiempo torpedeando toda propuesta argentina que han podido presionando a terceros países para lograr esto. La evidencia está cuando todos los años tratan sistemáticamente de bloquear la declaración propuesta por argentina pidiendo el inicio de las negociaciones según lo estipula la Resolución 2065, así que si tanto les interesa negociar ¿qué están esperando para sentarse a hacerlo?.

        5) Parece que obvió refererirse a la cuestión de Gibraltar porque seguramente no puede desmentir lo que puede esperarse de la mala fé británica, y de que su disposición a la negociación es totalmente falsa y apelan a cualquier excusa para borrar con el codo lo que escriben con la mano, como lo hicieron con España con el acuerdo de 2002.

        6) La población de funcionarios británicos en las Georgias (como los del British Antarctic Survey) es posterior al conflicto de 1982, y por lo tanto no puede ser tenida en cuenta como “pacífica”, una de las condiciones para establecer derecho de posesión. Repito, el Reino Unido no tiene absolutamente nada con que justificar su reclamo sobre las islas Georgias o las Sandwich que no sea la mera cuestión de fuerza, o sea algo que no es válido en el derecho internacional. Si hubiera población permanente previa al conflicto -como la de la Estación Corbeta Uruguay- la cuestión hubiera sido diferente, y si hubiera sido esa población indígena no habría nada que discutir porque entonces se aplicaría automáticamente el Derecho de Autodeterminación de los Pueblos establecido en la Carta de la ONU, cosa que en ninguna de estas islas es aplicable por tratarse en todos los casos de población implantada. Si ese principio la ONU lo ha reconocido aplicable en Chagos, y por ello el RU y los EEUU estan conminados a tomar las medidas para repatriar a la población que han sacado por la fueza en su momento.

        7) Argentina ha hecho todos y cada uno de los reclamos pertinentes y oportunos ante algún hecho ilegal de intento de posesión por parte del Reino Unido no solo en las Sandwich, sino también en Georgias y Malvinas. Si alguno de ellos fué tardío es porque también fué tardío el hecho invocado por el Reino Unido. Ya se lo dije, el reclamo hay que sustentarlo con ocupación permanente, pacífica y contínua, y no solo alterando mapas, eso sirve de poco en el derecho internacional.

        Las bases y asentamientos argentinos en estas islas jamás fueron ilegales porque hasta el momento en el cual se produjeron no había ningun signo material de presencia británica en las mismas, las Malvinas eran parte del territorio argentino por ser transmitidas a partir de las posesiones del Virreynato del Río de la Plata, y las Georgias y Sandwich de acuerdo al derecho internacional se encontraban deshabitadas y abandonadas al momento en que Argentina establece sus asentamientos permanentes. Recuerde -como le dije antes- que en el derecho internacional si no se ocupa una territorio de forma permanente, pacífica y contínua el mismo se toma como “tierra de nadie” a pesar de haber sido reclamado en algún momento, salvo que no existan otros reclamantes.

        Por eso el reclamo argentino es legítimo y está firmemente sustentado en todos los casos, cosa que no sucede con lo que los ingleses tienen para mostrar al respecto, ya que nunca han tenido ocupación permanente y pacífica al mismo tiempo, ya que la que ejercen la han logrado por medio de la expulsión por la fuerza de los anteriores ocupantes, y eso en derecho se denomina lisa y llanamente “usurpación”.

        8) Argentina siempre pide aplicar la ley para la resolución de estos conflictos, y en el caso Malvinas esa ley se denomina Resolución 2065, que es la que el Reino Unido se niega a aceptar y pretende desvirtuar caprichosamente. En el caso de Georgias y Sandwich el derecho asiste totalmente a la posición argentina, así que no hay nada que discutir, como usurpadores que son solamente deben abandonar esas islas lo antes posible.

        9) Si la posición argentina fuera un fracaso o endeble el Reino Unido no se estaría negando sistemáticamente a negociar como lo manda la ONU, si así lo hace es porque sabe que no tiene argumentos valederos para hacerlo porque eso le sería desfavorable. Es así de simple.

        10) El Reino Unido ha desalojado a Pinedo en 1833 amenazando con el uso de la fuerza, y aunque ello se haya materializado efectivamente o no en derecho internacional equivale a haber realizado un acto de fuerza. Por lo tanto, desde ese momento su condición de ocupació reviste el carácter de usurpación, y ello le quita todo derecho de posesión, y mucho más cuando no permiten libremente el asentamiento de población argentina sino que utilizan todos los medios de presión para que eso no suceda. Por ende, no se puede aducir que esa población implantada tenga ningún derecho a la autodeterminación o a la misma posesión de ese territorio, y mucho menos aún desde que han confirmado mediante referendum su carácter de subditos de la corona británica. Si en 1982 la batalla la hubiera ganado Argentina la situación sería la misma pero a la inversa, ya que no se hubiera cumplido con el mandato de la ONU previsto en la Resolución 2065.

        11) Durante el kirchnerismo se lograron sumar apoyos diplomáticos impensados años atrás. Eso es muy importante, pese a que Ud. lo trate de ningunearlo, ya que profundiza el apoyo a la posición argentina y debilita la ya de por sí frágil posición británica desde el derecho. En estas cuestiones eso es muy importante, nadie espera que ningún país mande tropas, armas o ayuda económica, solo con apoyar este tipo de declaraciones se va consolidando la posición argentina ante una posterior disputa legal. Y esa batalla la vamos ganando por mucho, sin prisa pero sin pausa.

        12) En este caso la popularidad en el apoyo a la posición argentina es coincidente con la legitimidad y fundamento de su reclamo, y muestra a las claras lo endeble de la posición británica en cuanto a derecho.

        13) Lo de los puntos 11 y 12 no se puede considerar “fracaso” de ninguna forma, sino que por el contrario es un rotundo éxito haberlo logrado pese a la barbarie y torpeza mostrada por nuestra dirigencia en 1982. Ese traspie nos hizo retroceder muchos casilleros, pero nuestra diplomacia ha sabido recuperar y acrecentar lo perdido, y hoy por hoy nuestra posición está tan fuerte como lo era antes del 82. Esperemos que los idiotas anglófilos y apátridas del actual gobierno no hagan lo posible por tirar esos avances por la borda.

        14) La historia demuestra que Argentina ha logrado avanzar enormemente en su reclamo a medida que se mantiene firme en su reclamo de dialogo y negociación de acuerdo a los términos de la Resolución 2065. Cuando se ha optado por hacer la guerra o regalar ositos de peluche jugando al “buen vecino” ese reclamo ha perdido fuerza, ya que desconoce el mandato de la organización que nuclea a la mayor parte de los países del mundo, y eso nunca cae bien. Por eso Argentina debe insistir en mantener firmemente la línea de ese reclamo sin hacer ninguna concesión que favorezca a la posición británica, como por ejemplo hablar de explotación compartida de recursos o de aumento de vuelos a las islas.

        15) El deseo de los isleños de ser subditos britanicos no es obstáculo alguno para el reconocimiento de la soberanía argentina de las islas. De hecho en nuestra Patagonia hay muchos súbditos de Her Majestic viviendo tranquilamente o extrayendo petróleo a precio subsidiado por nuestro Estado, o sea atendiendo sus intereses en territorio argentino y con recursos argentinos. Incluso hay colegios -como uno en el cual estudiaron nuestro actual presidente y una parte de su gabinete- que tienen cultura inglesa y funcionan de forma similar a como lo harían en el RU, incluso en los contenidos de sus estudios. También la iglesia anglicana es un culto legalmente reconocido, con varios templos en todo el país que funcionan sin inconvenientes, incluso sin pagar impuestos. Lo que los kelpers deseen es una cosa, pero de ninguna forma pueden decir sus intereses se verían perjudicados si las Malvinas pasan efectivamente a jurisdicción argentina, lo desmienten sus mismos connacionales que habitan nuestra parte continental.

        16) Argentina no está llevando a cabo ninguna política indolente ni perezosa en su reclamo, ni espera soluciones mágicas. Por el contrario, está trabajando arduamente de manera contínua, activa y persistente en fortalecer su reclamo a través de distintas acciones, y sus frutos se están viendo en el aumento de los apoyos a su posición a pesar de la metida de pata de 1982. Quien está en un momento complicado hoy es el RU, quien producto de esa política activa ve como se ablanda su posición, y lo hace mucho más aún a partir de la torpeza del Brexit.

        Por eso May pidió a Argentina retomar las negociaciones enmarcadas en los acuerdos de Madrid, el RU sabe que el egoismo de nuestra Canciller y el espíritu anglofilo y servil a la City de Londres de nuestro presidente y sus ministros son la última oportunidad que tienen para lograr frenar un poco los avances diplomáticos de Argentina, y tienen bien en claro que es poco probable que este gobierno pueda terminar su mandato sin una fuerte oposiciòn popular, y por eso quieren negociar rápido y ahora, antes que el pueblo despierte y no puedan hacerlo.

        Pero Macri, Malcorra y sus secuaces apátridas tarde o temprano se irán, y allí la cuestión se les volverá a poner difícil en el tema diplomático, sobre todo si los niveles de protesta social son tan grandes que obliguen al próximo gobierno a revisar mucho de lo actuado por este, entre ello los temas sensibles para la población, entre los que se encuentra Malvinas. Pasó luego que cayó el gobierno neoliberal del menemismo/Alianza a pesar de la moderación anterior de los Kirchner, la misma presión popular los llevó a hacer muchas cosas que no tenían pensadas, y entre ellas fué el retomar la línea histórica del reclamo de Malvinas luego de la indignación de la gente por la política entreguista y conciliadora del menemismo/Alianza. Después de Macri asuma quien asuma la presidencia puede encontrarse con una presión similar, sobre todo si sus promesas de mejora de nuestras condiciones de vida siguen sin materializarse en la medida que lo han prometido, el desgaste que va a tener será importante y rápido y la indignación llevará a revisar sus políticas más controvertidas.

        Por ello, no le quepa duda que el tiempo trabaja a nuestro favor en este tema, lo cual no implica que nos quedemos a esperar que llueva café del cielo, sino que, por el contrario, ese tiempo lo vamos a usar para fortalecer nuestra posición.

        Finalmente, creo que una vez más -como su país- demuestra su falta de argumentos para defender lo que para el Reino Unido es indefendible, que es justificar su usurpación en Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur. La razón está de nuestro lado, y eso dá una fuerza mucho mayor a la de cualquier panoplia de armamento, el Reino Unido en este tema solo tiene la razón de las bestias, o sea sustenta su posición solo en su poderío militar y económico, pero eso no les va a alcanzar en este caso.

        Saludos

  4. Hola Don TAM, podría firmar todos y cada uno de sus acertados conceptos.
    Lo felicito por la capacidad y la paciencia de explicarle a un obtruso como Mr. Butch, lo que nunca va a entender, porque,a diferencia de los políticos (no la política) argentinos que van cambiando su idea pendularmente, ellos tienen la idea fija y fijada en sus cabezas y no dan el brazo a torcer,la diferencia a nuestro favor es que para ellos es un tema de economía y para nosotros, la soberania ademas de un derecho, es un sentimiento caro a nuestros corazones.
    Es lamentable que el péndulo esté del lado de la política de los ’90, cuando hablaban del Paraguas debajo del cual quedaba la cuestión soberanía.
    Saludos cordiales!

    • Estimados el señor Butch que dice ser de un pais del norte de Africa en realidad tiene una IP Peruana, yo les diria que no se gasten mucho en contestarle, un abrazo.

      • TAM Argento // 19 septiembre, 2016 en 8:30 pm //

        Mavecc, sea esa persona de Burkina Faso, de Perú, un kelper, un miembro de la inteligencia británica, un troll, o un hacker que falsee el IP, lo importante es la intencionalidad que tienen sus dichos y la potencialidad de los mismos de sembrar la confusión en algún distraido, porque cuando se dicen tantas cosas de tantos temas hay que leer con cuidado para que no pase la carne podrida y eso algunos no lo hacen.

        Será un esfuerzo adicional pero el tema amerita que nadie sea presa de las acciones de propaganda de quienes quieren a las Malvinas fuera de Argentina, y para eso hay que contestar lo que dice para que no corra eso de “quien calla otorga”. Después que cada uno saque sus conclusiones, ya bastante tenemos a favor del enemigo con un gobierno apátrida que privilegia los deseos personales de un ministro (la Canciller) por encima de los intereses nacionales.

        Saludos

      • Ni hablar TAM si fuera por mi su participacion seria otra cosa, un abrazo.

      • La de todos mi amigo, hay que demostrarle a esta gente que realmente Malvinas es una causa nacional que no admite concesiones espúreas. Un abrazo

  5. Estimado Jorge B, agradezco sus elogiosos conceptos, pero en realidad mi respuesta no está específicamente dirigida a Mr. Butch, sino que las provocaciones de ese comentarista me han dado el pie no solo para desarticular su intento propagandístico, sino también de poder mostrar puntos que -aunque accesibles para quien quiera buscarlos- pueden llegar a ser desconocidos por algunos de nuestros lectores al no haberse dedicado a ello, siendo que ese desconocimiento es el que posibilita que las mentiras propagandísticas de Mr. Butch, el enemigo británico, y una parte de nuestro gobierno y sociedad, terminen haciendo efecto entre nosotros desmoralizándonos, haciéndonos pensar que nuestro reclamo es infundado, o inculcando falsos principios o razonamientos para intentar confundirnos y que de esa forma quede mejor fijada la línea argumental del usurpador.

    A estas alturas nadie puede ser tan inocente de pensar que medidas tan transcendentales para los intereses del RU y de los kelpers no estarían acompañadas de una fuerte acción psicológica para intentar convencer -o al menos confundir- a nuestra opinión pública, y con eso lograr la menor resistencia posible a lo que se intenta hacer firmar. Sobre todo en un momento en donde el RU tiene fuertes problemas internos y regionales, y por ello necesita fortalecer sus enclaves coloniales y los acuerdos con sus países dependientes. Por ello a Mr. Butch ni a ninguno de los agentes extranjeros que utilizan las redes sociales a efectos de propaganda les interesa comprender nuestras razones, solo proclamar las suyas para tratar de convencer al incauto sobre posiciones lesivas a nuestros intereses, y por eso es nuestra obligación como argentinos por todo medio posible no permitir que eso suceda.

    Este tema entonces es estratégico a los intereses británicos actuales y futuros, y también lo es mantener a Malvinas bajo su control colonial como parte de un sistema global de control de los espacios marítimos, estrategia que el Imperio británico viene desplegando desde hace siglos, a la que luego se sumaron los EEUU por medio de la doctrina del alte. Mahan, llegando en ocasiones ambos imperios a asociarse en esto y actuar conjuntamente, como lo han demostrado la ocupación del Malvinas por parte de los británicos en 1833 luego del ataque norteamericano de diciembre de 1831, el uso compartido de la Isla Ascension en 1982 de nuevo por Malvinas, o el del archipielago de Chagos (base de Diego García en el océano Indico) del cual han llegado al extremo de desalojar a la población nativa.

    Por ende los EEUU tampoco son neutrales en esto, y menos en una región del mundo a la que considera su “backyard” a partir de la Doctrina Monroe, y si sus principales socios europeos, a la sazón también aliados de la OTAN y hasta madre patria, ostentan hasta el momento la a todas luces ilegal ocupación de nuestras islas ello también se debe a esa fingida “neutralidad” aplicable cada vez que sirve a los intereses británicos, o sea indirectamente a los suyos propios.

    Por ello me resisto a pensar que para el RU -y también los EEUU- el tema Malvinas pueda ser concebido simplemente como un tema económico, para ambas potencias es mucho más que eso, es parte del sostenimiento de un sistema imperial basado en el control de los espacios marítimos, y para ello necesitan bases de despliegue en todas partes del mundo para sus fuerzas, y especialmente de aquellas que sean capaces de permitir el control de los pasos oceánicos, y hasta que siga derritiendose el Polo Norte y se habilite un paso por el norte del continente, el paso por Magallanes o Cabo de Hornos es el único paso natural entre los océanos Pacífico y Atlántico, paso obligado ante un eventual cierre del Canal de Panamá en un conflicto de escala global.

    Si no entendemos esto no entenderemos nunca porqué son tan reacios a sentarse a negociar la soberanía por Malvinas, o porque han desconocido con una excusa pueril un acuerdo firmado con España en 2002 por el Peñón de Gibraltar, o el motivo por el cual no prestan atención al mandato de la ONU de devolver a sus pobladores a Chagos. Las razones imperialistas pueden más para ellos que el derecho internacional, y las cuestiones de costo económico y político en esto les son poco significativas.

    Por eso no dudaron en 1982 en responder inmediatamente al intento de recuperación argentina, ni lo volverán a hace en el futuro, e incluso si por cuestiones del destino puedieramos ganar militarmente el conflicto contra lo que quede del RU, seguramente los EEUU intervendrían más abiertamente para evitar un revés a sus intereses estratégicos, eso hay que tenerlo en claro. Por ello nuestra opción indiscutible es la diplomática siguiendo los lineamientos de la Resolución 2065, y en lo posible sin facilitarles consolidar su posición desde lo fáctico o lo económico, como se pretende con las conversaciones en curso que solo un gobierno claramente entreguista es capaz de sostener.

    Saludos. Ernesto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: